Iván Urbina: "Mi hijo fue vilmente asesinado por un Guardia Nacional"

Iván Urbina: "Mi hijo fue vilmente asesinado por un Guardia Nacional"


La muerte de un joven de 17 años por un disparo y las imágenes en las que se ve a agentes de las fuerzas de seguridad usando armas de fuego contra los manifestantes obligó al gobierno de Venezuela a reconocer un "uso indebido y desproporcionado de la fuerza".

Fabián Urbina se convirtió el lunes en la víctima número 74 de la ola de protestas que se prolonga en Venezuela desde hace dos meses y medio.

No fue el primer muerto por impacto de bala. Pero las imágenes de medios locales y de agencias como Reuters y AFP no dejaron posibilidad de interpretación ni lugar a dudas.

Y, después de reconocer que entre los manifestantes hubo heridos y un muerto por arma de fuego, el ministro del Interior, Néstor Reverol, agregó en Twitter que "la hipótesis principal dentro de la investigación iniciada por estos hechos se presume el uso indebido y desproporcionado de la fuerza".

"Efectivos que dispersaban manifestación violenta han sido puestos a la orden de su unidad para determinar la responsabilidad individual", agregó.

Nueva cúpula militar

El presidente, Nicolás Maduro, no hizo mención este martes al caso del joven Urbina en más de dos horas de alocución por televisión en la que anunció, entre otras cosas, la sustitución de toda la cúpula militar.

El recambio de los responsables del Estado Mayo de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) incluye la salida del mayor general Antonio Benavides Torrescomo comandante de la Guardia Nacional Bolivariana.

Benavides Torres se había referido en Twitter de manera muy crítica respecto al supuesto uso de armas de fuego por parte de la GN: "No avalo y condeno categóricamente el uso de armas de fuego en operaciones para el restablecimiento de orden público por funcionarios".

"Nuestros hombres y mujeres tienen prohibido el uso de armas de fuego en disturbios, incluso a riesgo de su propia integridad", agregó.

Al mismo tiempo, Maduro ratificó al ministro de Defensa, Vladimir Padrino, quien ya había pedido que la Guardia Nacional, policía militarizada, no cometiera "ni una atrocidad más".

La Guardia Nacional y la Policía Nacional Bolivariana están en el punto de mira al ser los cuerpos encargados de contener y dispersar protestas. En las redes sociales se han difundido numerosos videos y fotografías en las que se les ve golpeando y robando a manifestantes.

Pero la muerte de Fabián supone un paso más en la escalada de violencia.

"Más allá del dolor, lo único que les puedo decir ahorita es lo que ya sabe toda Venezuela: mi hijo fue vilmente asesinado por un Guardia Nacional que de manera cobarde le disparó, como es público y notorio", dijo este martes en la morgue Iván Urbina, padre del fallecido.

"Sólo espero el pronunciamiento de la Fiscalía y que se hagan los procedimientos para que la muerte de mi hijo no quede impune", agregó.

No en vano, la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, se ha convertido en el principal esperanza de la oposición y sus simpatizantes dentro de las instituciones del Estado.

Eso, desde que en las últimas semanas adoptara posicionamientos críticos con el gobierno y de sus planes para impulsar un proceso constituyente sin convocar un referéndum previo como en la oposición interpretan que exige la Constitución.

Este mismo martes el Tribunal Supremo de Justicia admitió a trámite un recurso de un diputado oficialista para que la fiscal sea enjuiciada.

"Situación irregular"

En el caso de Urbina, dos agentes fueron detenidos y la fiscalía ya está investigando el caso y se esperan ya los datos de la autopsia.

Videos en redes sociales muestran a agentes disparando con armas cortas desde muy cerca a manifestantes que los perseguían.

En fotografías tomadas este lunes por las agencias AFP y Reuters también se ve a guardias nacionales con pistolas en la mano apuntando a los manifestantes

.

La fiscalía ya consideró probado que otro joven, Juan Pablo Pernalete, murió como consecuencia del impacto de una bomba lacrimógena.

El domingo, el mayor general Benavides Torres había defendido la actuación de la policía militarizada que dirigía hasta este martes para contener las manifestaciones.

"Más nunca se va a sacar la fuerza armada a la calle con armas de guerra para usarlas contra nuestro pueblo", dijo en referencia al comportamiento de los militares en un estallido social de 1989 conocido como el "Caracazo", que dejó más de 200 muertos.

Día 80

La oposición lidera una serie de protestas contra el gobierno desde que el 31 de marzo el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) emitiera dos sentencias en las que se atribuía poderes del parlamento, de mayoría opositora desde las elecciones legislativas de diciembre de 2015.

Este lunes, el día número 80 desde que comenzaron las protestas, se convocó una manifestación en la capital, Caracas, que volvió a acabar con enfrentamientos entre las fuerzas del orden y los manifestantes.

Además del fallecido, hubo otros seis heridos de bala.

El gobierno critica la violencia de las marchas y acusa a la oposición de terrorismo y de estar promoviendo una intervención extranjera.

La oposición condena la fuerte represión de las fuerzas del orden y acusa al gobierno de haberse convertido en una dictadura.

Manifestantes opositores han quemado edificios públicos y lanzado piedras y cócteles molotov y el 20 de mayo prendieron fuego a una persona que murió dos semanas después y cuya muerte Maduro sí lamentó durante sus discursos en televisión.

La policía ha usado bombas lacrimógenas y perdigones para dispersar y evitar las concentraciones, y ha impedido siempre el paso de las marchas hacia las instituciones.

Las protestas han dejado ya 74 fallecidos, según la fiscalía, y miles de heridos y detenidos. La cifra de muertos del Ministerio de Información es mayor.

Foto: AFP



Fecha: 21 de Junio de 2017 | BBC