"No soy un héroe": el indigente que ayudó a unos niños en el atentado

"No soy un héroe": el indigente que ayudó a unos niños en el atentado


Steve Jones estaba durmiendo en una calle cerca del Manchester Arena cuando escuchó la explosión causada por el atentado ocurrido el martes pasado que causó la muerte de 22 personas e hirió a otras 59.

Inmediatamente salió corriendo hacia el lugar de donde provenía la explosión y encontró a un grupo de niños y adolescentes cubiertos de sangre que lloraban y gritaban.

Jones, de 35 años de edad, se acercó a los pequeños para ayudarlos y quitarles les clavos que tenían en sus brazos y rostros. Estuvo prestándoles asistencia hasta que llegaron los paramédicos.

El ataque en Manchester se produjo durante un concierto de la cantante estadounidense Ariana Grande, quien es muy popular particularmente entre las niñas y adolescentes.

"Todo lo que hice es lo que cualquiera haría, especialmente cuando son niños, y es tu propia gente la que está herida y necesita ayuda. Es algo que cualquiera habría hecho", dijo Jones en una entrevista con la BBC.

Tras conocerse su actuación durante el ataque, este hombre sin hogar ha sido considerado como un héroe, lo que ha generado una reacción de solidaridad hacia él, para ayudarle a salir de la situación de calle.

Un grupo de personas colocan flores y globos en memoria de las víctimas del atentado en el Manchester Arena.
Por el tipo de público que asistía el concierto, el ataque puso en riesgo la vida de muchas niñas y adolescentes.

"Para mí no todo se trata de recibir, sobre todo porque había niños y personas heridas. Se trata de devolverle a la comunidad que también me ha ayudado. Hay mucha gente que me han estado felicitando y llamándome héroe, pero no lo soy", agregó Jones.

Ese mismo sentimiento es el que parece haber despertado su historia en Dave Sullivan, uno de los dueños del equipo de fútbol británico West Ham, quien se ha movilizado para intentar ayudar a Jones.

"Alguien que hace algo tan desinteresado como lo que hizo él merece ser ayudado", dijo a la BBC Sullivan, quien está buscando un lugar donde Jones pueda vivir durante unos seis meses y anunció planes para darle ropa, dinero y una oportunidad para conseguir trabajo en el futuro.

Jones, quien afirmó ser solo "un ciudadano que haría cualquier cosa por ayudar a otro", agradeció los esfuerzos por ayudarle y la posibilidad de contar con un hogar temporal y trabajo.

"Es algo grande. Saldré de las calles", dijo.



Fecha: 25 de Mayo de 2017 | BBC