El spanking y otros placeres culposos de la intimidad

El spanking y otros placeres culposos de la intimidad


Las nalgadas en el sexo o también conocido como spanking genera para algunas personas mucho placer al momento de hacer el amor. El spanking puede ser un placer culposo en la cama

Si bien hay parejas que lo integran con la mayor normalidad como parte de su vida sexual, hay otras personas a las que les parece desagradable e, incluso, lo perciben como una señal de agresividad.

Algunos expertos en el tema aseguran que el placer producido por unas nalgadas a la hora de estar en la cama es producido por el ardor que siente la persona golpeada y por las vibraciones al momento de soltar la palmada; ya que estos elementos juntos, son los que desatan el placer que conectan su aventura de orgasmos.

El spanking no necesariamente le gusta a todas mujeres. De ahí que resulte inapropiado que un hombre que disfrute de hacerlo ejecute esta práctica en un primer encuentro sexual sin saber de antemano si a la mujer con la que comparte le agrada.

Recuerda que los juegos eróticos tienen como propósito añadir chispa a la vida íntima, no lastimar ni ofender.

Así como que los glúteos son una zona erógena poco explorada, pero aunque no lo creas, son una zona en la que se acumula demasiada tensión durante el día, es por eso que también esos golpecitos resultan satisfactorios, ya que son una forma en que los músculos liberan tensión con un plus en el placer sexual.

SI TE GUSTARÍA EXPERIMENTAR EL SPANKING

1. Platica con tu pareja este tipo de fantasía, antes de llevarla a la práctica. Siempre debe darse por el consentimiento de ambas partes.

2. Asegúrate de no lastimar a tu pareja.

3. Está bien experimentar. Pero luego de probar, la mujer debe ser honesta y comunicar si le gusta o no.

4. A la hora de realizar esta u otras prácticas toma como referencia literatura que fomente una sexualidad sana y responsable, y no desvirtuada.

5. Ambas partes deben conocer su límite. Hasta dónde puede llegar cada uno en ese juego o práctica con su pareja.

6. No accedas sólo por cumplir. Hay personas que aceptan esta conducta con tal de que su pareja siga a su lado y eso no está bien.