Roger Federer tiene dudas de competir en el Abierto de Francia

Roger Federer tiene dudas de competir en el Abierto de Francia


¿Estará? ¿No estará? Roger Federer ha sembrado un poco de duda sobre si competirá en el segundo Grand Slam de la temporada del tenis, el Abierto de Francia del próximo mes.

El suizo le dijo a CNN Sport que perderse el segundo torneo grande del año para extender su descanso actual en el Tour era "una opción en este momento" y que tomará una decisión en firme justo antes de que comience el Abierto de Francia.

Federer, que se perdió seis meses de la temporada pasada por una lesión en la rodilla, sorprendió al mundo del tenis en marzo al anunciar que tomará ocho semanas de descanso para recuperarse de un comienzo de año de cuento de hadas.

A los 35 años, y habiendo ganado los tres títulos más importantes del año hasta la fecha (el Abierto de Australia, Indian Wells y el Abierto de Miami), el 18 veces campeón de torneos de Grand Slam decidió que necesitaba descansar y volvería a la acción dos semanas antes del comienzo del Abierto de Francia el 22 de mayo.

Pero Federer, que ganó el Abierto de Francia una vez, en el 2009, le dijo a CNN Sport: "No creo que me lo salte, pero tendré que ver en, digamos, cuatro o cinco semanas cómo me siento cuando pise la arcilla. Tendré que ver cómo está mi estado de ánimo".

"Si siento que no estoy al 100%, que no estoy realmente entusiasmado (y creo que es algo posible) entonces es mejor no estar ahí". "Pero creo que quizás el descanso es largo, será de 10 semanas hasta que lleguen los torneos de césped, lo que podría ser un poco largo, pero voy a tomar una decisión definitiva en cinco semanas. Creo que voy a jugar el Abierto francés".

Roger Federer en el Abierto de Australia en enero de 2016. (Crédito: Getty Images / Foto de archivo)

Federer no pretende ser el número

El mes pasado, el número 4 del mundo reveló que su fisioterapeuta le había aconsejado que no jugara demasiados partidos en la arcilla debido al impacto que la exigente tierra roja tendría sobre su rodilla.

Había tomado, después de todo, un descanso forzado de seis meses después del torneo de Wimbledon del año pasado debido a una lesión que había amenazado con terminar su gloriosa carrera.
Tras ganar el Abierto de Miami en marzo, su vigésimo partido de la temporada, Federer dijo que su cuerpo y su mente necesitaban descansar del agotador Tour.

Roger Federer (i) pelotea junto al número uno del mundo, Andy Murray, en una cancha de tenis flotante durante el Match for Africa 3 para recaudar fondos para la fundación del suizo.

Federer, fuera de los 10 mejores del mundo antes de su increíble triunfo en el Abierto de Australia en enero, ha subido a la cuarta posición en el ránking mundial, habiendo sufrido una derrota sólo una vez este año. El suizo no jugará el número suficiente de partidos para cerrar la gran brecha entre él y el número uno, Andy Murray, que es seis años menor.

De hecho, en estos días Federer está menos preocupado por su clasificación y no tiene intención de cambiar su calendario en un intento por derribar a Murray.

"Simplemente no creo que pueda", dijo Federer, al hablar antes de su partido de exhibición con Murray para la fundación del suizo a principios de este mes.

"Me gustaría. A los 23 años de edad, absolutamente, puedes empezar diciendo que jugaré los últimos 20 torneos de la temporada si me ayuda a tener una mejor oportunidad para ser el número uno del mundo.

"Ahí es exactamente cuando me lesiono, cuando me quemo y cuando todo termina. Por eso fue que tomé un descanso de seis a siete semanas y simplemente relajé mi cuerpo de nuevo". "También dije que la mente necesita un descanso, el estrés y la presión que tengo cada día por jugar es mucho". "No voy a cambiar nada si me va bien, pero realmente creo que va a ser una oportunidad muy remota. Quién sabe, realmente espero poder hacerlo muy bien en Wimbledon y en el US Open este año".

"Espero retirarme en mis propios términos"

Es en Wimbledon, no en el Abierto de Francia, donde es más probable que Federer gane su decimonoveno Grand Slam. Rafael Nadal, Novak Djokovic y Murray estarán por encima de él en la jerarquía de París en una superficie que no siempre ha disfrutado jugando. Pero aunque ganó un octavo título de Wimbledon, Federer dijo que no tenía planes de retirarse.

"Honestamente, me gustaría saber una fecha en la que diga "bien, este será mi último torneo", entonces podría planear lo que será de mi vida, pero aún no la sé", dijo.

"Quiero dejarla abierta, veremos lo que sucede, veré lo que siento, espero que cuando me retire, lo haga en mis propios términos".



Fecha: 18 de Abril de 2017 | CNN