"Por qué revelé en Twitter que era portadora de VIH"

"Por qué revelé en Twitter que era portadora de VIH"


"Cuando me enteré a los 14 años que era VIH positiva, no pensé que viviría hasta los 18. Este año cumplo 22".

Desde que Saidy Brown tuiteó esas palabras el viernes pasado, miles de personas han compartido su mensaje de esperanza y muchos elogiaron su valentía de hablar públicamente sobre su propia experiencia con el virus.

Saidy, que se describe en su cuenta de Twitter como una activista del VIH, habló con la BBC sobre la extraordinaria reacción a su mensaje público, por qué pasó tanto tiempo sin ser diagnosticada y cuáles son los desafíos de tener una pareja cuando se es VIH positiva.

Padres con sida

Saidy es de Itsoseng, una pequeña localidad en la provincia noroccidental de Sudáfrica. No se enteró de que era portadora del virus que produce el sida hasta los 14 años cuando representó a su escuela en una actividad juvenil.

En el evento había personas que hacían pruebas de VIH y ofrecían consejos.

"Nos preguntaron si queríamos hacernos la prueba. Yo fui una de las personas que la tomó. Así fue como supe", explicó.

"Quedé estupefacta. Lo negué, no lo podía creer. Apenas tenía 14 años y me preguntaba: '¿Cómo?... yo no he hecho nada. ¿Cómo?'"

Cuando regresó a casa, su tía le reveló que había nacido con la infección. Le había sido trasmitida por su madre que murió, como su padre, de enfermedades relacionadas con el sida, algo que ignoraba.

"Mi madre murió cuando yo tenía 10 años, mi padre cuando tenía 9".

Una niña se columpia en una guardería en Richards Bay, Sudáfrica
Millones de niños han quedado huérfanos por el sida en Sudáfrica.

Desde que tiene 18 años, Saidy siempre ha sido franca sobre su condición. "Generalmente utilizo Facebook para hablarle a la gente sobre VIH y sida", dijo.

"Pero empecé a sentir un deseo urgente de publicarlo en Twitter para que no estuviera limitado sólo a mis amigos en Facebook. Necesitaba que el mundo se metiera en la conversación sobre este virus".

La respuesta fue extraordinaria. "Hay personas que me han contado sus propias historias y eso me gusta", declaró.

"Me gusta iniciar conversaciones sobre el VIH. No creo que se deba tratar como un tema secreto. Quiero que hablemos al respecto, porque mientras más lo hagamos, más podremos eliminar el estigma".

Reconoce que recibe mensajes de personas que son negativas pero afirma que ni siquiera les responde.

Cuando me enteré a los 14 años que era VIH positiva, no pensé que viviría hasta los 18. Este año cumplo 22. ❤❤
Casi 10.000 personas han compartido el mensaje original de Saidy: "Cuando me enteré a los 14 años que era VIH positiva, no pensé que viviría hasta los 18. Este año cumplo 22".

"Cuando era más joven, estaba muy temerosa de cómo me fueran a percibir", confesó.

"Pero ahora que soy mayor, las opiniones de los otros no me preocupan. Creo que me he vuelto emocionalmente más fuerte. Cuando recibo estos comentarios, realmente no hacen mella".

La vida y el amor con VIH

"Realmente no me han discriminado. Diría que yo me discriminé a mí misma, desde los 14 a los 18 años, porque no quería hablar al respecto. Sólo lo sabía mi familia, nadie más. Una vez cumplí los 18, decidí empezar a contarlo. Ha sido mejor y más sabio hacerlo".

Saidy contó que ella es la primera persona de su pequeño pueblo en la provincia noroccidental de Sudáfrica en salir públicamente a hablar de su condición.

Pacientes esperan por antirretrovirales en la clínica Emmaus, en la región de Kwazulu-Natal, Sudáfrica.
El sida continúa siendo la mayor causa de mortalidad entre la juventud en África.

Y ha recibido respuesta y apoyo ahí. "Así sea yo u otra persona, la realidad es que la gente vive con VIH, así hablen o no al respecto".

Uno de los mayores desafíos ha sido establecer relaciones amorosas.

"Actualmente estoy en una relación. Es increíble porque usualmente yo revelo desde un principio (mi condición). Si la persona decide que se quiere quedar conmigo, todo está bien, pero si deciden que no, también está bien", manifestó.

Acepta que hay personas que todavía tienen problemas lidiando con el tema pero no culpa a quienes no quieren permanecer en una relación porque es VIH positiva.

"En el pasado una persona me dijo eso. Me dolió mucho. Pero, luego, regresó y pidió disculpas. Ya nos hablamos y está bien. He sabido perdonar".

Familia y salud

Saidy dice esperar poder tener una familia algún día.

Ha estado leyendo sobre tratamientos para prevenir la transmisión del VIH a su pareja o su bebé.

Una madre recibe antirretrovirales en el hospital Chris Hani Baragwanath de Sudáfrica
Sudáfrica activó uno de los mayores programas del mundo contra el VIH.

"Soy hija de una madre que me trasmitió el virus, así que no quisiera que mis hijos pasaran por eso", afirmó.

También busca mantenerse saludable en la medida de lo posible.

"No soy una de esas personas demasiado consciente de lo que come pero me aseguro de tomar mis medicamentos a la hora indicada todas las noches. Nunca omito hacerlo".