¿Es real la cifra de Trump sobre 94 millones de desempleados en EEUU?

¿Es real la cifra de Trump sobre 94 millones de desempleados en EEUU?


Durante su discurso de este martes ante el Congreso, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, citó una estadística engañosa para ubicar al mercado laboral en una situación mucho más débil de la en que realmente se encuentra.

"Esta noche, mientras resumo los próximos pasos que debemos tomar como país, debemos reconocer honestamente las circunstancias que heredamos: 94 millones de estadounidenses están fuera de la fuerza laboral", aseguró Trump el martes por la noche.

Y aquí está la realidad de esa estadística: cerca de 95,1 millones de personas no están vinculadas al mercado laboral. Pero la gran mayoría de ellos no quieren un empleo, según los datos trimestrales más recientes de la Reserva Federal de Atlanta. Unos 44,1 millones de estadounidenses están jubilados; 15,4 millones están en condición de discapacidad; 12,9 millones están cuidando de un familiar y otros 15,5 millones están en la universidad o en formación laboral. Todos están bajo la categoría de no querer un trabajo.

Alrededor de 5,5 millones de estadounidenses están vinculados marginalmente al mercado laboral –es decir, personas que no hacen parte de la fuerza de trabajo y han buscado un empleo en el último año– o quieren trabajar pero dejaron de buscar hace un año.

Algunos economistas sostienen que la cifra oficial de desempleo –7,6 millones de personas en enero– subestima el verdadero estado del mercado laboral, porque sólo incluye a quienes se quedaron sin empleo y han buscado trabajo en las últimas cuatro semanas.

¿Cuál es la tasa “real” de desempleo?

La cifra común del desempleo –que ha sido la misma durante bastantes décadas– es del 4,8%. Los líderes del banco central de Estados Unidos, la Reserva Federal, aseguran que una tasa tan baja implica que la economía estadounidense está cerca de alcanzar el “empleo pleno”, es decir que la cifra de personas sin trabajo no puede bajar mucho más de ahí.

Una medida más amplia del desempleo incluye a las personas que salieron de la fuerza laboral, pero que quieren un empleo, y a quienes trabajan medio tiempo pero quieren un puesto de tiempo completo. Esa tasa está en el 9,4%, la más baja desde 2008. Y el momento en que esta cifra estuvo más alta fue en 2010 con un pico de 17,1%, según la Oficina de Estadísticas Laborales.