El extraño tipo de ataque al corazón que afecta a las mujeres jóvenes

El extraño tipo de ataque al corazón que afecta a las mujeres jóvenes


Los paramédicos que atienden a las mujeres que sufren disección espontánea de la arteria coronaria a menudo piensan que las pacientes están sufriendo un ataque de pánico, de ansiedad o incluso indigestión.

El perfil de las pacientes, jóvenes y aparentemente saludables, no tiene nada que ver con el estereotipo de enfermo del corazón con arterias bloqueadas por el colesterol.

Kate Alderton, por ejemplo, sufrió este tipo extraño de ataque al corazón a los 30 años, el día después de haber participado en una carrera de 10 km.

Esta británica, aficionada al atletismo, empezó a tener dolores en el pecho mientras desayunaba.

"Fue la experiencia más aterradora de mi vida, me dejó conmocionada", le dijo a la BBC Kate, que es madre de dos niños.

Los paramédicos que la atendieron inicialmente pensaron que se trataba de un ataque de pánico.

"Como era tan joven, estaba en forma y además soy nutricionista -así que cuido mucho lo que como-, nadie sabía qué me estaba pasando", recuerda.

Ahora está recuperada y sigue corriendo regularmente, pero los médicos le aconsejaron que no tuviera más niños.

Desgarro repentino

Nicki Owen
Cuando Nicki Owen, de 37 años, llegó al hospital embarazada de 29 semanas y aquejada de dolores severos en el pecho tampoco la tomaron muy en serio.

Lo que sufrió Kate, una disección espontánea de la arteria coronaria, es un fenómeno raro que a menudo pasa sin ser diagnosticado.

Los expertos en salud todavía no saben por qué ocurre ni si se puede prevenir.

El doctor David Adlam, del centro de investigación Leicester Cardiovascular Biomedical Research Unit, dice que es diferente de un ataque al corazón común y por eso es mucho más difícil de diagnosticar.

Las enfermedades coronarias, la principal causa de los ataques al corazón, están generadas normalmente por la obstrucción de las arterias que van al corazón debido al colesterol.

Pero la disección espontánea de la arteria coronaria es un desgarro repentino.

Según Adlam, es difícil calcular cuanta gente muere anualmente por este tipo de ataque al corazón porque es prácticamente imposible de diagnosticar después de la muerte.

Pero lo que sí saben los expertos es que 9 de cada 10 pacientes que lo sufren son mujeres y que un 10% de los casos se da en mujeres que están embarazadas o dieron a luz recientemente.

Qué es la disección espontánea de la arteria coronaria

  • Es una enfermedad del corazón que a menudo pasa sin ser diagnosticada
  • Afecta mayoritariamente a las mujeres
  • Un 10% de los casos se da en mujeres que están embarazadas o dieron a luz recientemente
  • La menopausia, el estrés extremo y el ejercicio también han sido asociados a esta enfermedad coronaria
  • Durante el ataque se produce un desgarro o una obstrucción espontánea en una de las arterias coronarias, lo cual interrumpe el flujo de la sangre
  • Puede causar la muerte, una falla cardiaca o un paro cardiaco y puede requerir una cirugía de Baipás coronario. En esa operación se toma una parte de otra vena o arteria corporal para sobrepasar la obstrucción en la arteria que alimenta al corazón.

Fuente: Leicester Cardiovascular Biomedical Research Unit

Un vínculo con el embarazo

Corazón
Las enfermedades coronarias, la principal causa de los ataques al corazón, están generadas normalmente por la obstrucción de las arterias debido al colesterol.

Cuando Nicki Owen, de 37 años, llegó al hospital embarazada de 29 semanas y aquejada de dolores severos en el pecho tampoco la tomaron muy en serio.

Aunque un electrocardiograma mostró que había una anormalidad en el corazón, el personal médico lo interpretó como un ataque de pánico.

"Me dijeron que no podía ser un ataque al corazón por mi edad y porque estaba bastante en forma. Cuando el dolor se volvió insoportable las enfermeras me dieron paracetamol porque estaban convencidas de que no tenía nada grave", le dijo a la BBC.

Cuando finalmente la examinaron vieron que una de las arterias de Nick estaba obstruida en un 95%.

Se quedó ingresada en el hospital mientras los médicos decidían qué hacer con ella y con su bebé.

Dos semanas después, con 31 de gestación, nació prematuramente su hija Erin.

Poco después de dar a luz, Nicki volvió a tener dolores en el pecho y tuvo que volver a ser hospitalizada.

De eso hace ya dos años. Ahora ocho píldoras diarias mantienen la enfermedad a raya. Nicki tampoco puede hacer ejercicios extenuantes.

"Es importante que no se retrase el diagnóstico, por eso queremos que la gente hable sobre esta condición. Cuanto antes se diagnostica, mejor es el pronóstico", dice el doctor David Adlam.

Foto portada: KATE ALDERTON

Fotos internas: NICKY OWEN / THINKSTOCK



Fecha: 1 de Marzo de 2017 | BBC