Tinder para orangutanes, la herramienta para aumentar el apareamiento

Tinder para orangutanes, la herramienta para aumentar el apareamiento


Funciona de una manera muy simple: bajas la aplicación a tu celular y, una vez que creas tu perfil, puedes empezar a mirar el de los demás. Los que te gustan los empujas hacia la derecha y los que no a la izquierda.

Así es como funciona Tinder, una de las aplicaciones más exitosas para buscar pareja en la era digital, en donde los usuarios basan mayormente su elección en la apariencia física.

Ahora, un zoológico en Holanda está empezando a desarrollar una metodología similar para ayudar a sus orangutanes hembra a elegir un macho.

El objetivo final del parque de primates Apenheul, a unos 95 km de Ámsterdam, es incrementar las posibilidades de reproducción de esta especie en peligro de extinción y entender cómo las hembras eligen a sus parejas.

Orangutanes
Muchos programas internacionales de reproducción de especies en cautiverio acaban en fracaso porque los individuos no se interesan el uno por el otro.

Los investigadores del zoológico creen que este experimento es necesario porque muchos de los programas internacionales de reproducción que implican desplazar animales desde lugares distantes para aparearse y aumentar así el reservorio genético de una especie fracasan, porque los animales se niegan a copular.

"En la mayoría de los primates es cuestión de que a veces no se gustan el uno al otro", le dice a BBC Mundo Thomas Bionda, biólogo especializado en comportamiento animal del zoológico holandés.

Incorporar la posibilidad de selección puede servir para aumentar el éxito de estos programas.

Video

Evy van Berlo, psicóloga evolutiva, señaló que cuando se hicieron pruebas similares en el pasado con bonobos, estos demostraron gran interés cuando se les mostró en una tableta imágenes con estímulos positivos, como por ejemplo dos bonobos apareándose o aseándose el uno al otro.

El experimento es parte de un programa más amplio de cuatro años en el que investigarán "cómo desarrollaron las emociones a lo largo de la evolución, cuáles son las capacidades emocionales específicas de esta especie y qué factores sociales y ecológicos jugaron un papel en su desarrollo", comentó Bionda.

Orangutanes
La idea del experimento es entender también el papel de las emociones en las relaciones entre los animales.

La aplicación aún está en proceso de desarrollo.

Según explicó Bionda no utilizará fotos sino videos, ya que las imágenes en movimiento "ofrecen una mejor representación del animal".

"Además, como el olor es importante en la elección de la pareja -al menos en los seres humanos y probablemente en los simios también-, es posible que incluyamos un elemento olfativo", le dijo el investigador a BBC Mundo.

Sinta y Gempa

Algo similar fue puesto a prueba el año pasado en el Zoológico Wilhelma en Stuttgard, Alemania, el primer zoológico que utilizó videos para determinar si los orangutanes aprobaban o desaprobaban a sus posibles parejas.

Allí le mostraron a dos orangutanas hembra, Sinta y Conny, videos de potenciales machos de un programa europeo de reproducción.

Orangután
Sinta, del zoológico Wilhelma en Stuttgard y Gempa se dieron cita en Bélgica.

De todos los candidatos, Sinta mostró un interés particular por un macho de un zoológico belga, Gempa. Él también se interesó por Sinta.

Ambos se dieron cita en Bélgica, pero desafortunadamente y pese al interés mutuo, la unión no dejó descendencia.

No obstante, según señaló M

arianne Holtkoetter, del zoológico Wilhelma, "para los orangutanes, las apariencias juegan un rol importante en la elección de la pareja".

El primer obstáculo que deberán salvar los científicos holandeses, sin embargo, es técnico.

Cuando le entregaron una tableta con imágenes de machos de un programa de reproducción a Samboja, una orangutana de 11 años, su madre, Sandy, se interesó por el dispositivo y no paró de investigarlo hasta que acabó destruyendo su pantalla.

Actualmente, no hay cifras exactas de cuántos orangutanes salvajes hay, pero se estima que quedan entre 45.000 y 60.000 individuos.

Fotos: WILHELMA STUTTGART / PARQUE DE PRIMATES APENHEUL / AP