Suculentas, las plantas para personas ocupadas

Suculentas, las plantas para personas ocupadas


Las suculentas, al igual que los cactus, son plantas que no requieren de grandes cuidados, básicamente sol y poca agua, puesto que ellas almacenan agua en sus hojas, tallos y raíces, con lo que pueden soportar periodos sin ella.

Sin embargo, como todo ser vivo requiere atención, por eso hoy te contaremos cómo mantenerlas en perfecto estado.

LUZ

Todas las plantas requieren de luz solar para su crecimiento y permanencia, pero aunque necesiten iluminación en algunos casos el sol directo puede secarlas y deshidratar o quemar sus hoja, te recomendamos colocarla en un lugar donde reciba luz natural pero que esta no sea directa. Si tienes más de una en la maceta  y un lado tiene más sombra recuerda girarla para que reciban luz por igual.

AGUA

Estas plantas están en constante crecimiento, por eso  es importante que aunque ella puedan estar tiempo sin agua, las riegues una vez por semana,  agrega el agua directamente en la tierra, y no abuses con unas gotas bastará. Cuida que no caigan en sus hojas pues con el sol el agua suele quemarlas y también vigila que el agua no se estanque y sea bien absorbida.

TIERRA

Asegúrate que tengan la suficiente para su esparcimiento, que esta no este muy compacta, pues con el tiempo la tierra suele ponerse dura, lo que obstaculiza el crecimiento de las raíces y el drenaje del agua. Remóverla cada cierto tiempo, o trasplantar cuando hayan crecido mucho será fundamental para tu planta. La tierra también es un buen indicador de cuando la planta necesita agua si la tocas y está húmeda entonces espera unos días más antes de regarla.

OBSÉRVALAS

Si las hojas están gorditas y con un color natural entonces felicidades, porque tus suculentas se encuentran bien, si en cambio están muy transparentes, con quemaduras o amarillentas, entonces debes prestarle mayor atención, quizá no estás cuidándola como se debe.

Tim: Energetizarlas hará que se vean más saludables y crezcan, para ello solo debes frotar las palmas de tu manos y luego colocarlas frente a tu planta, el calor que emana de tus manos le aportará vitalidad. Es algo similar a quienes aconsejan hablarles.

Imagen: Archivo Eme




Fecha: 3 de Febrero de 2017 | Eme de Mujer