Por qué San Valentín no debe ser un día especial en pareja

Por qué San Valentín no debe ser un día especial en pareja


Se acerca una fecha señalada para todas las relaciones de pareja y también para todas las personas que sin ser pareja están enamoradas. Hablamos de San Valentín, de la conveniencia o no de celebrar esta festividad y nos hemos encontrado algunos motivos para que San Valentín no sea un día especial en pareja. O que todos los días sean San Valentín.

Las carencias en la pareja al celebrar San Valentín

Hay parejas que se niegan a celebrar el día de los enamorados por pura pereza, pero hay otras parejas que huyen de San Valentín argumentando razones bastante coherentes. Son esas parejas reacias a los excesos amorosos de algunas parejas pesadas que se empeñan en hacer público su amor hasta el punto de que casi se convierte en publicidad.

En esa misma línea, celebrar San Valentín como el día de los enamorados supondría una carencia importante en la pareja. ¿Es necesario que el calendario te recuerde que quieres a tu pareja? El argumento principal de las parejas que no hacen nada especial en esta fecha es que el amor se demuestra todos los días, no un día marcado por la tradición o los centros comerciales.

Y es cierto que en una pareja todos los días deberían ser San Valentín, todos los días deberían ser especiales, al menos así lo hacen esas parejas felices capaces de convertir momentos cotidianos en recuerdos imborrables de su amor. Porque no sirve de nada regalar hoy a tu pareja una caja de bombones en forma de corazón si mañana vuelves a poner la distancia de siempre.

Como no sirve de nada enviar una postal o una carta de amor en San Valentín, preparar una cita romántica a dos o disfrutar de una tarde erótico festiva en pareja si al día siguiente volvéis a ser una de esas parejas por inercia en las que hay de todo menos amor. Por eso San Valentín no debe ser un día especial en pareja, sino que todos los días deberían ser San Valentín.



Fecha: 6 de Febrero de 2017 | Diario Femenin