Gobierno de Maduro gastó 1 millón 790 mil $ en lobby en el último año

Gobierno de Maduro gastó 1 millón 790 mil $ en lobby en el último año


El Gobierno de Nicolás Maduro ha quintuplicado el gasto que destinaba el Estado venezolano en lobby en las agencias estadounidenses desde que asumió el legado bolivariano que le designó el presidente Hugo Chávez en 2013. Desde que asumió el poder hasta hoy, el mandatario ha gastado 5,340,300 dólares en cabildeo en Estados Unidos, en su mayoría estos fondos han estado destinados a tratar de medir el impacto que las sanciones impuestas en la ley S. 2142 por el Gobierno de Barack Obama tendrían para Pdvsa, y su filial Citgo.

Pero al analizar en detalle el último año se desglosa que hasta el primer trimestre de 2017 su gestión ha invertido 1,790,000 dólares para dicho fin, de acuerdo a las estadística que maneja Opensecrets.org, un Centro de Responsabilidad Político que analiza los fondos que recibe el Estado como parte de actividades de cabildeo.

La cifra de 5,340,3000 dólares distribuida en los últimos cuatro años representa el 20,48% del total que ha invertido la revolución -desde que llegó al poder hace 17 años- en actividades lobby. Hasta el momento el monto total asciende a 26.062.646 dólares.

Entre 1999 y 2014, Pdvsa gastó 4.433.933 dólares en cabildeo en el Congreso, mientras que Citgo Petroleum hizo lobby con fondos que ascendieron a 5.483.993 sumando 9.917.986 dólares. La promoción al modelo bolivariano también tuvo gran importancia durante el mandato de Chávez, quien invirtió para dichos fines 10.682.137,68 dólares, según documentos del Departamento de Justicia. Incluso, el Estado venezolano habría financiado discusiones de leyes afines a los hidrocarburos y a países aliados (Irán, Siria, Corea del Norte) durante ese periodo.

Al clasificar por cliente que realiza lobby, se destaca que Pdvsa ha invertido 150.000 dólares con esos propósitos. De ellos, 100.000 dólares corresponden a conocer el impacto potencial que tendrían las restricciones políticas impuestas por el Gobierno estadounidense en la petrolera venezolana, mientras que los 50.000 dólares restantes han sido destinados a mantener influencia en los mercados petroleros en EEUU.

El resto de los fondos de lobby (1,640,000 dólares) han sido gastados directamente por Citgo Petroleum Corporation, quedando registrado como el cliente que trata de influenciar en este caso las políticas estadounidenses para su beneficio comercial.

Ocho leyes, además de aquella mencionada previamente sobre las sanciones, han sido el foco principal de interés de la empresa petrolera, en donde se busca medir el impacto potencial de las restricciones de energía y la política exterior estadunidense sobre las operaciones de Citgo, así como su impacto en los consumidores estadounidenses, tras el ajuste de los combustibles renovables. Éstas son: S. 697, H.R. 2576, H.R. 5587, H.R. 5303, S. 2848, HR 5055, S.2504 y S. 2804.

Pdvsa y Citgo han hecho lobby entre 2016-2017 en al menos 14 agencias del Gobierno estadounidense, siendo el Senado y la Cámara de Representantes donde ha habido más cantidad de informes, con 13 cada uno, mientras que Departamento de Estado recibió 5; el del Tesoro; Justicia; el Cuerpo de Ingenieros; la Oficina del Ejército; la Oficina Ejecutiva del Presidente; la Oficina del Vicepresidente; la Casa Blanca; la Oficina de Presupuesto; y la Oficina del Representante Comercial de los Estados Unidos reportaron cuatro cada uno, y solo tuvieron un reporte, el Departamento de Comercio; el de Energía, y la Administración Marítima.

Cinco empresas fueron las encargadas por las autoridades venezolanas de gestionar su influencia en las agencias, conociéndose que tres de ellas nunca habían cumplido con dicha tarea para la nación suramericana: Rasky Baerlein Strategic Communications, que gastó 100,000 dólares a nombre de Pdvsa, Hogan Lovells, que invirtió 50,000 dólares por la estatal petrolera, y Vantafeknight, ésta última a pesar de no tener identidad digital, el portal Inside Gov destaca que para dicha firma que Citgo es uno de sus principales clientes a representar, luego de que hiciera lobby por ellos con unos fondos de 540,000 dólares. Por su parte, las otras dos empresas, Cornerstone Government Affairs, y Brownstein Hyatt Farber Schreck, con 560,000 y 540,000 respectivamente promovieron también en las agencias estadounidenses a la filial petrolera.

Foto: La Patilla