Cosas que debes saber antes de ser un millennial exitoso y emprender

Cosas que debes saber antes de ser un millennial exitoso y emprender


En la actualidad, un porcentaje importante de la población millennial está convencido de que trabajar no es mejor que emprender. Por alguna razón, a alguien le pareció buena idea vendernos la premisa de que si queremos realizar nuestros sueños es necesario montar un propio negocio, empaparnos de “educación financiera” y que es mejor “trabajar en tus sueños o terminarás trabajando para los de alguien más”. Menudo panfleto irónicamente frívolo. Si bien es cierto que el área de comercialización de productos o servicios ofrece buenos dividendos, lo que no nos dicen es que para un millennial promedio, como nosotros, es prácticamente imposible emprender sin fracasar en el primer par de intentos.

Una de las ofertas financieras que más han cobrado fuerza, que seguro han tocado a tu puerta o conoces a un amigo que ya forma parte, son las redes de mercadeo, negocios multinivel o compañías de network marketing. Se trata de una estrategia de marketing en la cual los asociados son retribuidos no sólo por las ventas que ellos generen, también por las ventas generadas por los vendedores que pertenecen a su red o estructura organizativa. 


cómo ser un emprendedor

Es decir, cuando tú te conviertes en socio de la firma, además de las ganancias que obtengas al vender los productos de la misma, también obtendrás ganancias por las ventas de las personas que logres añadir a la empresa y, a su vez, la persona que consiguió que te afiliaras también se verá beneficiada por tu desempeño.

Muchas empresas han tenido mucho éxito gracias a este método. Su principal atractivo son las facultades que otorgan, pues te dicen que tú eliges cuánto quieras ganar y el tiempo que quieres invertir. Te hablan de una “libertad financiera” al ofrecerte el tiempo que un empleo tradicional no siempre otorga para disfrutar de tus ganancias. Te muestran videos o te presentan personas que han triunfado al volverse socios, además de ofrecerte viajes y conferencias por el mundo. Muchas personas han formado parte de sus filas al escuchar los beneficios que ofrecen.


redes de mercadeos

Al inicio no parece una mala opción, ya que las redes de mercadeo tienen sus beneficios y, por supuesto, sus desventajas; sin embargo, debemos hacernos un par de preguntas antes. Por ejemplo, si tuviéramos que evaluar a un pez por su capacidad para trepar árboles, reprobaría siempre; por lo que debemos cuestionarnos si somos capaces también de trepar un árbol. Cada millennial tiene dentro un potencial que no siempre conocemos, hasta que por accidente lo ponemos a prueba. Las redes de mercadeo no son para todos, pero el hecho de que algunos jóvenes hayan triunfado de esta manera no significa que nosotros también lo haremos; todos tenemos distintas habilidades y capacidades.

Emprender es una excelente opción, y existen un sinfín de formas para hacerlo, pero es necesario que antes entendamos un par de cosa: nadie se vuelve rico de la noche a la mañana al seguir los “diez pasos para alcanzar el éxito”; tampoco ocurrirá mientras pasas horas viendo la televisión que haciéndote más culto; o ver alguna conferencia en YouTube no hará la diferencia. En cambio, las personas que dieron el gran salto convergen en que es necesario prestar atención a los siguientes tres puntos.


Documéntate lo más que puedas sobre tu idea inicial para emprender

 negocios de milennials



Trabaja sobre ella, acércate a personas que ya pasaron por lo mismo o estudian una carrera afín para que te recomienden bibliografía. No sé si lo notaste, pero en todos los niveles de tu educación, desde preescolar hasta tu posgrado, siempre basaste tus estudios en libros y antologías, leer es fundamental para alcanzar lo que desees. Si no te gusta, entonces te encuentras en gran desventaja al limitarte a esta forma esencial de conocimiento.


Identificar cuál es tu “superpoder”, ya que puede significar tu ascenso definitivo

cómo ser un emprendedor

Por lo general, nos suelen etiquetar para las cosas que somos buenos o para las que somos malos, según nuestros profesores; sin embargo, cada quien posee un tipo de inteligencia de acuerdo a la teoría de las inteligencias múltiples de Gardner. Sólo es cuestión de percepción, como en la fábula del pez, al cual si lo calificamos por subir a la copa de los árboles siempre será pésimo; en cambio, si lo evaluamos según su capacidad para nadar o respirar bajo el agua, saldrá mucho mejor que cualquier mono que es capaz de trepar.




La experiencia es un condimento esencial que no se consigue tan fácilmente, implica aplicar lo que leíste y poner en práctica tu superpoder. No te detengas si en tu primer intento no lograste los resultados esperados, siempre se puede aprender algo nuevo. La mayoría de las personas que probaron el éxito tropezaron alguna vez, es la experiencia la que al final te corona, ya que la perseverancia te vuelve más sabio.