Conoce a Matt Barrie, el rey de los "freelance online"

Conoce a Matt Barrie, el rey de los "freelance online"


A Matt Barrie se le ocurrió una idea de una empresa que ahora vale US$300 millones mientras hacía un favor a su madre.

Se trata del portal Freelancer que conecta a gente que ofrece tareas concretas con otros que buscan trabajo, pujando por las tarifas que ofrecen.

El portal se fundó hace ocho años en Sídney, Australia, y ya cuenta con 22,5 millones de usuarios en todo el mundo, entre trabajadores por cuenta propia -freelance en inglés- y personas que ofrecen trabajo.

Los trabajos ofertados van desde ayudar a crear una app para celulares a escribir un informe para una empresa, diseñar un tatuaje o ayudar en una campaña de publicidad.

Hasta la NASA usa este portal desde 2015, permitiendo que la gente compita por ofrecer sus servicios para ayudar a diseñar herramientas para la Estación Espacial Internacional, incluyendo un brazo robótico.

No está mal para un empresario de 43 años de edad que admite que antes de ocurrírsele esta idea era un "hombre roto".

Sensory Networks

En 2006, Barrie dejó su primer start-up, una empresa basada en Sidney llamada Sensory Networks que hacía chips de computadoras para equipos de seguridad. Pero no se sentía bien.

"La gente usaba el producto pero la manera en que lo vendíamos era desastrosa", afirma.

La empresa tenía dificultades a pesar de hacer una fuerte campaña de publicidad y el apoyo de empresas de capital riesgo. Así que renunció.

Sensory Networks sobrevivió sin Barrie y eventualmente fue comprada por el gigante tecnológico Intel en 2013 por US$20 millones, pero Barrie afirma que en 2006 "realmente me sentía un fracasado".

Tras pasar un período de descompresión, Barrie empezó a pensar qué podría hacer. Justo entonces estalló la crisis financiera global en 2007.

"El mundo estaba derrumbándose. Las empresas no conseguían financiación. Pensé, '¿qué voy a hacer conmigo?'", recuerda.

Una idea


Fue entonces cuando se puso a crear un sitio web para su madre, que vendía artes y manualidades al por mayor.

Quiso incluir un directorio de tiendas a las que suministraba productos, pensando que eso animaría a otras para ser incluidas en la lista. Su primera hoja de cálculo de excel tenía 1.000 filas.

Barrie intentó contratar a unos chicos del lugar para que introdujeran los datos ofreciéndoles US$1.500. Pero nadie quiso hacerlo.

"Buscaba a alguien, pregunté a gente, pero me decían que era demasiado aburrido. Yo respondía que por supuesto que era aburrido, ¡por eso quería contratarles!"

Cuatro meses después Barrie, desesperado, empezó a buscar a alguien a través de internet, y se topó con el portal sueco Getafreelancer.

"Era el sitio más feo que te puedas imaginar. Eventualmente averigüé cómo ofertar un trabajo", afirma.

"Me fui a comer y al volver tenía 74 emails de personas que me decían que podían hacerlo por US$1.500, US$750, US$400… pensaba que se trataba de una estafa".

Al final contrató a un equipo en India que hizo el trabajo en tres días por US$75.

Barrie estaba tan impresionado que decidió crear su propia versión del sitio web.

Pero los fondos de capital riesgo que apoyaron entusiasmados su primera idea eran más precavidos esta vez y los bancos no querían prestar dinero a una empresa de internet sin bienes físicos para vender en caso de fracaso.

Al final un amigo que había vendido su propia empresa le dió el dinero y Barrie contrató a algunos trabajadores a través de Getafreelancer, antes de adquirir esa empresa.

Desde entonces, Freelancer cuyas operaciones están en la nube usando los servicios de Amazon, ya ha adquirido 18 rivales y cuenta con 570 trabajadores.

Críticas


Sitios como Freelancer han sido criticados por reducir el precio que perciben los profesionales al hacer que compitan entre ellos por trabajos. Pero Barrie dice que su empresa ha tenido un gran impacto positivo en millones de personas en países en vías de desarrollo.

"Puedes estar en un lugar donde el salario medio diario son US$1,5. El proyecto medio (en Freelancer) paga US$150. Así que puedes ganar el salario de un mes en pocos días", asegura.

Y añade que no siempre quien ofrece la tarifa más barata logra el trabajo. El 46% de los trabajos en Freelancer -comenta- van al licitador medio o alto.

Según la empresaria Emma Sinclair, cofundadora de una empresa de software de recursos humanos llamada Enterprise Jungle, las compañías cada vez buscan subcontratar más tareas a personas externas.

"Casi el 35% de la fuerza laboral actual consiste en trabajadores externos y esta tendencia seguirá aumentando", afirma Sinclair, añadiendo que sitios como Freelancer están perfectamente situados para cubrir esta oferta.

"Se trata de un mercado laboral ideal para encontrar talento, con un sistema de valoración ideal para deshacerse de los trabajadores que no rindan bien o no sean fiables", añade.

En el día a día, Barrie reconoce que está obsesionado con el trabajo.

"Vivo esto, lo respiro. Me despierto por la mañana y comienzo a trabajar. Muchas veces estoy allá hasta las 10 de la noche".

"He recibido varias ofertas para vender la empresa, una de ellas formal. Lo pensé bien y concluí que no se me ocurría nada más que me preferiría hacer".

Fotos: Freelancer