Angelina Jolie criticó las medidas migratorias de Trump

Angelina Jolie criticó las medidas migratorias de Trump


Ante las recientes medidas migratorias adoptadas por el gobierno del nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, Angelina Jolie, directora y actriz estadounidense, y embajadora de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) desde 2012, le envió un duro mensaje esta tarde al mandatario de su país a través de un artículo de opinión publicado en la web de The New York Times. El texto titulado Refugee Policy Should Be Based on Facts, Not Fear (La política de refugiados debe basarse en hechos, no en el miedo), critica las políticas migratorias aprobadas por Trump la semana pasada, que restringe el ingreso al país de todos los refugiados durante 120 días, además de la concesión durante 90 días de visados a siete países de mayoría musulmana -Libia, Sudán, Somalia, Siria, Irak, Yemen e Irán directamente, un decreto creado bajo la justificación de proteger al país del norte del terrorismo yihadista.

La directora de Inquebrantable, y protagonista de películas como Gia e Inocencia Interrumpida - inicia así su mensaje a Donald Trump:

Los refugiados son hombres, mujeres y niños atrapados en la furia de la guerra, o la persecución. Lejos de ser terroristas, por lo común son víctimas de la guerrilla. Estoy orgullosa de la historia de nuestro país que se ha caracterizado por dar refugio a los más vulnerables. Como madre de seis hijos, todos nacidos en tierras extranjeras, pero orgullosos ciudadanos estadounidenses, deseo que mi país sea seguro para ellos, y para todos los niños de nuestra nación. Los estadounidenses han derramado sangre para defender la idea de que los derechos humanos trascienden la cultura, la geografía, la etnia y la religión. La decisión de suspender el ingreso de los refugiados a Estados Unidos y negar la entrada a los ciudadanos de siete países de mayoría musulmana mantiene conmocionados a nuestros amigos de todo el mundo precisamente por este hecho. La crisis global de los refugiados y la amenaza del terrorismo justifican que consideremos encontrar la mejor manera de asegurar nuestras fronteras. Todo gobierno debe equilibrar las necesidades de sus ciudadanos con sus responsabilidades internacionales. Pero nuestra respuesta debe ser medida y debe basarse en hechos, no en el miedo.

Angelina Jolie centró su discurso en la necesidad y responsabilidad que un lugar como Estados Unidos ofrece a los niños refugiados: una oportunidad de comenzar de nuevo y dejar atrás los horrores de la guerra:

Quiero tener la seguridad de que los niños refugiados que califiquen para el asilo, tendrán la oportunidad de presentar su caso a un Estados Unidos compasivo. Y que podemos conseguir nuestra seguridad sin privar a los ciudadanos de países enteros -a los bebés sobre todo- que ingresen a nuestro país a causa de su geografía o religión.

Remarcó que la semilla de odio que se está sembrando en el futuro podría desencadenar catástrofes mayores que no solo perjudicaría a Estados Unidos sino también a otros continentes:

Si enviamos el mensaje de que es aceptable cerrar la puerta a los refugiados, o discriminarlos por su religión, estamos jugando con fuego. Estamos encendiendo un fuego que se esparcirá a otros continentes, invitando a ejercer la misma inestabilidad de la que buscamos protegernos. Si dividamos a la gente más allá de nuestras fronteras, estamos dividiéndonos nosotros mismos.

La directora, hija de Jon Voight, republicano de corazón y simpatizante de Donald Trump, culminó su carta recordando los lamentables sucesos del 11 de septiembre y cómo las medidas bélicas no han solucionado el problema:

La lección que nos dejó el11 de septiembre es que aunque hemos pasado años luchando contra el terrorismo, cada vez que nos separamos de nuestros valores empeoramos el problema que estamos tratando de combatir. Cerrar nuestras puertas a los refugiados o discriminarlos no es el camino que debemos de seguir, no nos mantiene más seguros. Actuar por miedo no es nuestro camino.

Foto: Newfoxy