Adele: “¿Qué tiene que hacer Beyoncé para ganar?"

Adele: “¿Qué tiene que hacer Beyoncé para ganar?"


Adele sintió la presión de su primer disco cuando escribió "25", pero al final arrasó en las cinco categorías a las que fue nominada. Está agradecida, feliz, pero confiesa que no estaba hinchando por ella, sino por su ídolo desde los 11 años: Beyoncé.

"Mi álbum del año es 'Lemonade'. Estaba completamente hinchando por ella", dijo a periodistas en una rueda de prensa en la que habló relajada, sin pulir su discurso.

"Pero estoy agradecida, Estados Unidos siempre ha sido amable conmigo, no sé por qué", añadió con una carcajada. "Es una cosa maravillosa —el premio—, poder mostrárselo a mi hijo", siguió.

Pero insiste: era el año de Beyoncé y "Lemonade", el disco más osado de su carrera, enfocada en las dificultades y la resistencia de las mujeres negras, cantándole a su poder de superar a un padre duro, un marido lujurioso y una larga historia de persecución.

"Ella ha sido mi ídolo mi vida entera. Tenía 11 años y algunas amigas me mostraron una canción", recordó.

Era "No, No, No". "Recuerdo perfecto (...). Me enamoré inmediatamente de ella, tenía 11, tengo ahora 29".

"Y la sensación cuando escuché 'No No No' fue exactamente la misma que cuando escuché 'Lemonade", expresó.

"Sentí que era su tiempo de ganar, 'qué mierda tiene que hacer para ganar álbum del año', así me sentí", indicó asegurando que este año esperaba que hubiera algún empate.

"Estoy muy agradecida pero siento que una parte de mi murió porque la amo", lanzó.

Temor al fracaso 

La intérprete confesó que temía que "Hello" fuera un fracaso.

"Sentí mucha, mucha presión escribiendo '25' y por mucho tiempo en el proceso no sentía que encontraba mi voz y no sé si la había encontrado incluso al final", señaló.

Temía también que un comercial británico que se burlaba del tema terminara convirtiendo su producción en un "desastre carísimo" y que los espectadores no la reconocieran o no les importara.

La canción saluda "desde el otro lado", mientras lucha para disculparse con una persona.

"Es el otro lado de ser un adulto, de estar en el otro lado de mi relación con mis amigos, con mis exnovios", explicó.

"No sé si perdí contacto con muchos amigos porque soy famosa", subrayó, asegurando que la canción también va dedicada a su abuelo que murió cuando tenía 18 años.

Tras el Grammy del domingo, Adele se convierte en la primera artista ganar las tres principales categorías en dos años separados.

"25" es fue el año mejor vendido de la última década con excepción de su "21",  que arrasó en el Grammy de 2012.

Foto: Billboard.com



Fecha: 13 de Febrero de 2017 | AFP