5 secretos profesionales de maquillaje que no quieren que sepas

5 secretos profesionales de maquillaje que no quieren que sepas


A la hora de maquillarnos, puede suceder dos cosas: que seas unas profesionales, o que se nos dé tan mal, que parezcamos unas dragqueen. El problema es que las dragqueen tienen ese look a propósito y nosotras no. En cualquier caso, aquí van algunos tips para que a la hora de maquillarte seas un poco más profesional. 

Porque no tenemos por qué parecer unos pandas pintados. Siempre podemos recurrir a unos trucos básicos que pueden ayudarnos muchísimos, y que seguramente agradecerás en esa ocasión especial, o cuando te haya salido muy pero que muy bien

Píntate las cejas a una distancia prudencial

Sí, casi como conducir y mantener la “distancia prudencial”. Pues esto es lo mismo. Si te pintas desde muy cerca, vas a perder la perspectiva, y probablemente acabarás como si tus cejas fueran una carretera, y demasiado oscuras. Así que lo mejor es que alejes un poco la cara, y ya verás cómo las cosas cambian.

El truco para pintarte las cejas es que hay que arreglarlas, pero sin que sean el centro de atención, porque de otra forma, quedaría un poco raro, y ni tú misma te reconocerías en el espejo.

Existen fijadores de maquillaje

Si estás orgullosa de tu obra de arte, y quieres que dure un poco más, ya sea porque vas a un evento importante o a una celebración, recuerda que existen algunos sprays y otros productos que ayuden a que se fije mejor el maquillaje. Es como una capa que sella el maquillaje.

Esto lo debes tener muy en cuenta, porque no hay nada peor que que te haya quedado muy muy bien el maquillaje, y se estropee en la primera hora en la que lo llevas puesto. Así que para no correr riesgos innecesarios, lo mejor que puedes hacer es agenciarte un fijador en spray que sea bueno, y así complementar bien tu neceser.

A falta de colorete…

Si alguna vez tienes una emergencia, y no tienes tu kit de maquillaje a mano, lo que debes hacer es llevar siempre tu lápiz de labios favorito. Porque el lápiz de labios puede salvarte la vida en numerosas ocasiones. Lo único que tienes que hacer es aplicar un poco en las mejillas y difuminarlo muy bien.

Siendo tu color de labios preferido, te quedará bien,  y combinará con los propios labios, así que es una apuesta segura. Ojo, al no ser un producto específico, lo mejor es que solo lo uses en emergencias. Sin embargo, hay algunas marcas que sí que tienen un producto especial para mejillas y labios. 

Sombra de ojos

Si se te ha acabado el delineador, uno de los trucos más viejos es que uses la sombra de ojos como delineador. Si tienes uno que sea muy muy oscuro, o casi negro, lo tienes hecho. Es más, seguramente, si eres hábil con el pincel, te puede quedar mucho mejor que con el delineador, porque es mucho más fácil de aplicar.

Además, al ser un producto específico para esa zona de la cara, no corres ningún riesgo al maquillarte así, pero por si acaso, intenta que no te caiga demasiado en los ojos, porque esto puede escocer un pelín. La cuestión es ser cuidadosa y constante, así que hay que ir paso a paso.

Ponte base

Sí, la base es algo fundamental en el maquillaje, así como la crema hidratante. Pero nosotros te recomendamos un truquito extra: para que se fije mejor la sombra de ojos, es mejor ponértela antes de la base. De esta forma, si haces algo mal, podrás corregirlo muy fácilmente, sin que luego queden tonos distintos de piel.

Para el resto de la cara, es mucho más simple, pues la base siempre va primero. Además, también existen productos previos, como prebase, que sirven para corregir las imperfecciones de la piel, y que parezca mucho más tersa. Es cuestión de ir probando poco a poco hasta que te conviertas tú misma en una experta.

 


Rimel resistente al agua

Si quieres hacer que tus pestañas parezcan más densas, el rimel siempre será tu mejor amiga. El problema surge cuando probamos rimel resistente al agua o waterproof, que eso no hay tónico que lo quite. Si no quieres arrancarte las pestañas de la desesperación, aquí va un truquito que puede ayudarte.

Primero debes ponerte una base normal, y luego una base de rimel resistente al agua. Así, la primera capa será difícil de quitar, pero como debajo está la capa normal, se hará mucho más fácil quitarlo. Y seguirá siendo resistente al agua, así que no hay ningún problema, y puedes acudir a tu evento con ese maquillaje. 



Fecha: 9 de Febrero de 2017 | Ocio