10 consejos para acabar con las piernas cansadas

10 consejos para acabar con las piernas cansadas


1. Adiós a la sal

Evita la sal en la medida de lo posible, pues causa retención de líquidos y hace que las piernas se hinchen. Aunque te parezca una medida radical, piensa que la mayoría de los productos procesados contienen sal como conservante. Por tanto puede ser que estés ingiriendo una cantidad demasiado alta de sal sin darte cuenta.

2. Más verduras, por favor

Tu dieta debería contener más verduras, sobre todo aquellas con efecto diurético como los espárragos, el puerro, la alcachofa y la cebolla. En cuanto a frutas, la piña es perfecta. También procura beber unos 2 litros de agua: aprovecha el frío para hacerte infusiones y tés, te será más fácil alcanzar esta cantidad.

3. Muévete

Estar sentada o de pie durante mucho tiempo son aliados de las piernas cansadas. Si tu trabajo conlleva estar sentada muchas horas, busca momentos (preferiblemente cada hora) en los que puedas levantarte para estirar un poco las piernas, como por ejemplo ir al baño o a beber agua. Si estás parada y de pie mucho rato, busca momentos para caminar y para realizar pequeños estiramientos, y lleva zapatos con un poco de tacón.

4. Prendas menos apretadas

Intenta evitar prendas muy apretadas (pantalones, calcetines, leggings…). Cuando el clima es muy frío hay personas que visten medias bajo los pantalones, algo que aísla pero a la vez dificulta la circulación. En este caso utiliza medias elásticas de compresión progresiva. En casa lleva prendas más sueltas para favorecer la circulación.

5. Usa un reposapiés

Si pasas mucho rato sentada usa un reposapiés para mantener las piernas elevadas. En casa, túmbate y ponlas en alto durante unos minutos. Con estos dos trucos favoreces el riego sanguíneo de las piernas.

6. Mímate con un masaje

Una vez al día date un masaje que estimule la circulación a la vez que calme la sensación de pesadez en las piernas. Para ello nada mejor que las cremas efecto frío creadas especialmente para esta causa, con activos que aligeran las piernas como el mentol, el árnica, el aloe vera y el harpagofito. Aplícalas masajeando las piernas, en movimientos circulares ascendentes, del tobillo a la cadera, para favorecer el retorno venoso.

7. Evita el agua muy caliente

En la ducha resiste la tentación a poner el agua muy caliente para compensar el frío del exterior, pues agravará el problema. Mejor dúchate con agua entre templada y caliente y ves alternando con temperaturas algo más bajas. Este juego de temperaturas estimula la circulación y alivia las piernas. Con que lo hagas durante un minuto al acabar de ducharte, será suficiente.

8. Prueba algún diurético

Si a pesar de todos estos consejos sigues notando pesadez en las piernas, puedes probar de tomar un complemento alimenticio diurético. El castaño de indias, la centella asiática, la vid roja y el rusco son ingredientes cuyas propiedades venotónicas y drenantes han sido comprobadas, así que busca aquellos complementos que los incluyan en su composición.

9. Especial cuidado en el embarazo

Las embarazadas son uno de los grupos más propensos a sufrir piernas cansadas. Todos los consejos anteriores pueden ser aplicados, pero en el tema cosmético han de tener cuidado de elegir productos compatibles con su estado. Mejor optar por aquellos que certifiquen contener sólo ingredientes naturales, o decantarse por líneas cosméticas específicas para embarazadas.

10. Vigila tu peso

Los síntomas de piernas cansadas son muy habituales en personas con sobrepeso u obesidad. Si es tu caso, conviene ponerse en manos de un especialista para bajar de peso de forma correcta, pues solo con estos consejos probablemente no sea suficiente. Además, no sólo mejorará la circulación sino la salud en general. Las personas con hipertensión y diabetes también son más propensas, así que también es recomendable que visiten a un especialista.



Fecha: 6 de Febrero de 2017 | En Femenino