Sofía Vergara demandada "por sus propios embriones"

Sofía Vergara demandada "por sus propios embriones"


Parecía que el caso de los embriones congelados de la colombiana Sofía Vergara se había resuelto esta semana. Pero nada más lejos de la realidad.

La estrella de la serie televisiva Modern Family ha sido demandada "por los dos embriones" que concibió en 2013 con su entonces novio, el empresario Nick Loeb.

Los embriones, llamados Isabella y Emma, aparecen como demandantes en una demanda presentada este miércoles en el condado de Jefferson, en el estado de Luisiana, Estados Unidos.

La demanda alega que "al no nacer, se está privando a los embriones de la herencia a la que tienen derecho".

Una larga disputa

La disputa entre Vergara y Loeb por los embriones congelados se prolonga desde hace más de año y medio.

En el momento de la fertilización in vitro, realizada en 2013, la pareja firmó un contrato que establece que ninguno de los dos puede hacer nada con los embriones sin el consentimiento del otro.

Sin embargo, Loeb lleva tiempo luchando para que los embriones sean implantados en una madre de alquiler y que el embarazo se lleve a término.

El equipo legal de Loeb alega que la pareja inició el proceso de fertilización con la idea de que los embriones vivirían.

La demanda pide además que el tribunal declare nulo el contrato de fertilidad de California firmado por Loeb y Vergara, ya que no incluyó una cláusula en relación con el destino de los embriones en caso de que la pareja rompiera.

"Al dejar a Emma e Isabella en un tanque en una clínica por más de tres años y rechazar su desarrollo o cuidado, Vergara los ha abandonado de forma efectiva y ha desatendido de forma crónica a Emma e Isabella", sostienen los demandantes.

Por qué en Luisiana

La reacción de los medios y expertos legales ha sido de estupor y sorpresa.

"Nunca escuché nada igual, nunca", le dijo a The Daily Beast Monica Hof Wallace, profesora en la facultad de Leyes de la Universidad Loyola en Nueva Orleans.

Laboratorio

Wallace señaló que aunque los demandantes se enfrentan a una "batalla cuesta arriba" no espera que el caso sea desestimado, al menos no de inmediato.

El hecho de que el caso se haya presentado en Luisiana y no en California no es casual.

El código civil de Luisiana designa dos tipos de personas: naturales y jurídicas.

"Una persona natural es un ser humano", explicó Wallace. "Una persona jurídica es una entidad a la que la ley le atribuye personalidad, como una asociación o corporación o, en este caso, óvulos fertilizados in vitro".

Aprobada en 1986, la ley de Luisiana que le confiere personalidad a los embriones fue la primera y sigue siendo la única de este tipo en Estados Unidos.

Como parte de su estatus especial, el estado le otorga a los embriones el explícito derecho a demandar y ser demandados, prohíbe su propiedad o destrucción y requiere que cualquier disputa en relación con su futuro sea resuelta en "el mejor de sus intereses":

Sofia Vergara, y Joe Manganiello en el Paseo de la Fama de Hollywood en 2015.

En este caso, la demanda establece el derecho a la vida y a la herencia del fideicomiso administrado por James Charbonnet, que contiene una herencia no revelada.

"Desde un punto de vista legal, fue bien pensado", opina la profesora Wallace. "No estoy segura de que alguna vez hayamos pensado en hacer algo así", dijo.

Los abogados detrás de la demanda son James Arruebarrena y Catherine Glenn Foster, quienes no han querido hacer declaraciones hasta el momento.

Tampoco lo han hecho Sofía Vergara o Nick Loeb.

Sofía Vergara con su hijo Manolo

El abogado de Vergara, Fred Silberberg, le dijo a la publicación US weekly que el caso contra su cliente fracasará.

"El material genético fue creado según un acuerdo firmado que requiere el consentimiento escrito de las dos personas para intentar crear un embarazo".

Vergara está ahora casada con el actor estadounidense Joe Manganiello. Tiene un hijo de un matrimonio anterior.

Fotos: Reuters / Getty



Fecha: 9 de Diciembre de 2016 | BBC