Primer ministro Renzi renuncia y desata la crisis política en Italia

Primer ministro Renzi renuncia y desata la crisis política en Italia


El primer ministro italiano, Matteo Renzi, dijo que presentará su renuncia este lunes después de sufrir una fuerte derrota en un referendo sobre su plan para reformar la constitución.

En una declaración en la noche del domingo, Renzi dijo que toma la responsabilidad del resultado.

"Perdí y digo esto en voz alta con un nudo en la garganta", expresó el primer ministro, de 41 años, que se jugó en el referendo su futuro político.

Dijo que quienes respaldaron el "No" deben ahora presentar propuestas claras.

Con la mayoría de los votos contabilizados, el No logró el 60% contra el Sí, que obtuvo un 40%.

La participación en las urnas fue de casi el 70%, en una votación que se consideró como una oportunidad para registrar el descontento con el primer ministro.

"Buena suerte a todos nosotros", dijo Renzi a los periodistas, en la conferencia de prensa en la que admitió su derrota.

Dijo que le informará a su gabinete de su salida el lunes por la tarde y luego presentará su renuncia al presidente italiano, Sergio Mattarella, quien deberá nombrar un nuevo gobierno.

Renzi, que pasó dos años y medio en el cargo, dijo que las reformas que propuso tenían la intención de reducir la burocracia de Italia y convertir al país más competitivo.

El primer ministro italiano, Matteo Renzi junto a su esposa.
Renzi (aquí junto a su esposa) había anticipado su salida en caso de perder la votación
Linea

Noches de insomnio y perspectivas inquietantes

Análisis desde Roma de Katya Adler, editora de BBC en Europa

Los líderes de la Unión Europea no habrán dormido mucho el domingo por la noche.

La angustia en Europa por tener a Italia como una compañera de cama incómoda habrá desvelado a los líderes tras conocer el resultado, y hay mucho para preocuparse.

El primer ministro Renzi era el único ministro de izquierda en Europa con una visión para el futuro de la UE.

Angela Merkel está demasiado ocupada en la gestión de crisis, mientras que gran parte de Francia está presionada por los euroescépticos del Frente Nacional.

Pero Matteo Renzi ya no existe. El autodenominado reformador con su promesa de estabilizar la política y poner en marcha la economía italiana ha logrado lo contrario.

Italia se despierta el lunes con la amenaza de una crisis bancaria, turbulencia política y un grupo de populistas anti-establishment golpeando a las puertas del gobierno.

La zona euro debe tener cuidado y la UE debe ser advertida.

Italia es la tercera economía más grande del euro y va por un camino accidentado.

Y hay más votaciones de resultado impredecible en 2017: en Francia, Alemania, los Países Bajos y tal vez en Italia también.

Linea


Repercusiones

Celebraciones en las calles de Roma.

Los partidos considerados populistas apoyaron el voto negativo, encabezado por el movimiento anti-establishment 5 Estrellas del que Beppe Grillo ha sido la cara visible.

El líder opositor Matteo Salvini, de la Liga Norte anti-inmigrante, declaró que el referendo era una "victoria del pueblo contra los fuertes poderes de las tres cuartas partes del mundo".

El referendo italiano se dio tras el voto del Brexit en el Reino Unido en junio, en el que la mayoría se pronunció a favor de abandonar el bloque europeo, y coincide con el surgimiento del Frente Nacional anti-inmigrante en Francia y los partidos populistas en otros lugares del continente.

También sucede a menos de un mes de la elección de Donald Trump en Estados Unidos.

La reacción de los líderes de derecha en Europa no se hizo esperar.

La líder de Frente Nacional en Francia, Marine Le Pen, envió sus felicitaciones a la Liga Norte.

"Los italianos han desautorizado a la UE y a Renzi, debemos escuchar esta sed de libertad de las naciones", dijo.

Tampoco se hicieron esperar las reacciones en los mercados bursátiles.

El euro cayó en relación al dólar inmediatamente después de que salieran las encuestas de boca de urna.

Ahora, existen preocupaciones sobre la estabilidad financiera en la tercera economía más grande de la eurozona tras la salida de Renzi.

También se anticipa que Italia podría revisar su adhesión a la moneda común: 5 Estrellas apoya un referendo sobre si Italia debe mantener el euro como moneda.

Unos 50 millones de italianos tenían derecho a votar en el referendo y muchos dijeron estar cansados de años de estancamiento económico.

La participación fue muy alta según los estándares italianos, de alrededor del 60% del electorado.

Casi dos tercios votaron en el norte de Italia, pero la participación fue mucho menor en el sur.

Foto: Getty



Fecha: 5 de Diciembre de 2016 | BBC