Para cubrir la canasta básica se requieren 23,1 salario mínimo

Para cubrir la canasta básica se requieren 23,1 salario mínimo


El costo de la canasta básica familiar en noviembre subió a 624.544,78 bolívares, lo que significa que una familia de 5 miembros debe gastar el equivalente a 23,1 salarios mínimo  (27.092,10 bolívares mensuales) para comprar la cesta integrada por alimentos y otros artículos y servicios de primera necesidad.

El más reciente reporte del Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros indica que la canasta aumentó 8,6% (49.216,74 bolívares) con respecto a octubre. Sin embargo, al comparar el costo de noviembre con igual mes de 2015 el incremento fue de 412,5% (502.691,15 bolívares).

El Cendas refiere que  los precios de todos los rubros que componen la cesta básica se elevaron el mes pasado. El transporte presentó el mayor repunte debido al incremento del pasaje en la ruta interurbana de 53,4%, lo que significó para la familia un gasto de 13.152,26 frente a 8.576,26 bolívares en octubre. 

Entre los dos meses mencionados, el alquiler de una vivienda en una zona popular pasó de 17.900 a 20.900 bolívares (16,8%), mientras que el rubro vestido y calzado subió 15,6%: de 33.920,53 a 39.226,64 bolívares.

Los artículos de higiene personal y limpieza del hogar variaron de 35.240 a 30.120 bolívares (11%). Los de mayor alza fueron detergente (32%), toallas sanitarias (24,1%), champú (17,1%), desodorante (15,4%) y pasta dental (9,7%). 

El rubro alimentos pasó de 429.626,08 a 460.831,55 bolívares (7,2%) entre octubre y noviembre. Los que más aumentaron fueron el café (54,1%), salsas y mayonesa (21,1%), grasas y aceites (20,9%), carnes (11,8%), leche, queso y huevos (9,5%) y pescados y mariscos (5%). Un solo rubro bajó de precio: raíces y tubérculos: 2,2%. La diferencia entre los precios controlados y los de mercado fue de 4.319,7%.

El Cendas señala que 17 productos escasearon: leche en polvo, carne de res, margarina, azúcar, aceite de maíz, queso blanco duro, mortadela extra, arvejas, lentejas, arroz, harinas de trigo y de maíz, avena, pan, pastas alimenticias, café y mayonesa. También son difíciles de conseguir el jabón de baño, detergente, lavaplatos, pañales, toallas sanitarias, papel higiénico, afeitadoras, crema dental y medicinas para la tensión, antiinflamatorios, antigripales, anticonceptivos y diuréticos, entre otros. 

En noviembre el costo promedio de un almuerzo para un trabajador estaba en 2.690 bolívares, lo que indica que la asignación del ticket alimento de 2.124 bolívares diarios es insuficiente para cubrir ese monto en el caso de que todo el bono de alimentación se gaste en almuerzos. 

A la baja. El economista Henkel García señaló que el poder adquisitivo de los venezolanos ha caído 40% desde 2012 y ha generado una fuerte pérdida de su calidad de vida. “Hace cuatro años con un salario mínimo comprabas más que ahora”, afirmó. Añadió que la tendencia hacia la pérdida de la capacidad de compra de bienes y servicios esenciales se mantendrá en 2017 si el Ejecutivo no toma las políticas necesarias para detener la inflación y reactivar el aparato productivo.

Foto: El Nacional