LiLou ayuda a los viajeros en el aeropuerto de San Francisco

LiLou ayuda a los viajeros en el aeropuerto de San Francisco


Perros, caballos y delfines se utilizan cada vez más para hacer terapia con seres humanos.

En crisis recientes como el tiroteo de la discoteca Pulse de Orlando, Florida, o el incendio durante una fiesta electrónica en Oakland, California, hemos visto llegar a voluntarios con perros labradores para consolar a los afectados.

Ahora se les ha unido un animal más inusual: una cerdita de nombre LiLou.

Cerdita pionera

LiLou es la primera cerdita que forma parte del programa de Terapia Asistida con Animales (AAT, por sus siglas en inglés) de la sociedad protectora de animales de San Francisco.

Según el aeropuerto internacional de San Francisco, es única en su especie en todo Estados Unidos.

LiLou promete sorprender y deleitar a los viajeros con su carácter, sus disfraces y las uñas pintadas.

Además, a LiLou le fascina hacer trucos para su público y recibir los consecuentes elogios.


La cerdita LiLou


Esta semana, esta cerdita de raza Juliana fue oficialmente integrada en la "Brigada del Meneo", el equipo de animales entrenados del aeropuerto de la ciudad californiana.

Esta brigada tiene la certificación del programa AAT y su objetivo es hacer que la experiencia de los viajeros sea menos estresante y más divertida.

Los animales de la brigada fueron cuidadosamente seleccionados por su temperamento y su idoneidad para el aeropuerto y lucen chalecos que dicen "¡Acarícieme!" para animar la interacción con los pasajeros y demás visitantes.

Acompañamiento y diversión

"Tenemos más de 300 equipos voluntarios de perros, gatos y conejos, pero LiLou es la primera cerdita en nuestro programa", explicó Jennifer Henley, directora del programa en la sociedad protectora de animales de San Francisco.

"Con la incorporación de LiLou, podemos esperar más momentos de sorpresa y diversión para los visitantes de nuestro aeropuerto", dijo por su parte Christopher Birch, director del programa de bienvenida del aeropuerto internacional de San Francisco.

El animal visita también otras instalaciones de la ciudad, como centros de atención a mayores y hospitales.


La cerdita LiLou

"Las mascotas que participan en el AAT deben ser atentas y estar cómodas con el trato por parte de los humanos", indican los responsables del programa, que aseguran que se respetan totalmente los derechos de los animales con los que ellos trabajan,.

"Los animales deben estar interesados y dispuestos a acercarse a las personas y aceptar que los toquen, sin importar la edad, el género, la raza o el tamaño de la persona así como el equipamiento que lleve y su ropa".

LiLou cumplió perfectamente con su entrenamiento y ahora acude al aeropuerto una vez al mes.

"Puedo ver que es feliz mostrando sus trucos y recibiendo elogios", le dijo la dueña de LiLou, Tatyana Danilova, al diario USA Today.

LiLou puede tocar su piano de juguete y hace una reverencia formal después de sus actuaciones.

"Amo a mi LiLou y sé que ella me ama también", subraya una feliz Danilova.


La cerdita LiLou

Terapia con animales

Los animales como terapia se pueden emplear en una variedad de escenarios como prisiones, residencias de ancianos, instituciones mentales, hospitales y en el hogar.

El aeropuerto internacional de Cincinnati-Kentucky del Norte ofrece caballos en miniatura como terapia.

El año pasado, una fotografía de un pasajero con un "pavo terapéutico" en pleno vuelo se volvió viral.

Ver animales en descanso o en un estado pacífico nos puede transmitir seguridad y sensaciones de bienestar en momentos complicados

"Me transmite emociones positivas ver que podemos hacer algo bueno para la comunidad y generar sonrisas de una forma poco convencional", expresa la dueña de LiLou.

Danilova hace la crónica de las aventuras de la cerdita en la cuenta de Instagram @lilou_sfpig..

Fotos: AEROPUERTO INTERNACIONAL DE SAN FRANCISCO