Lavaron más de $100 millones procedentes de Venezuela

Lavaron más de $100 millones procedentes de Venezuela


Dos hombres de nacionalidad venezolana y residentes en el condado de Miami Dade, en el sur de la Florida, fueron presentados ante el juez Jonathan Goodman, en la Corte Federal del Distrito Sur de la Florida, para que les leyeran los cargos de lavado de dinero por los que fueron acusados por el gobierno norteamericano, por operar ilegalmente un negocio bancario, soportado en un esquema fraudulento que les permitió transferir al sistema financiero estadounidense más de $100 millones de dólares.

Los acusados Luis Díaz, de 74 años; y su hijo, Luis Javier Díaz, de 49 años, permanecerán detenidos en el centro correccional del condado de Dade sin derecho a fianza, tras la captura practicada el 21 de diciembre, ordenada por la oficina de la Fiscalía de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York, a cargo del fiscal Preet Bharara. Aún no se ha informado cuándo serán trasladados a Nueva York.

Los Díaz operaban un negocio sin licencia en ciudad Doral, en el que lavaban grandes cantidades de dinero a escala internacional. Son dos de los tres propietarios de la empresa Miami Equipment & Export Co., con sede en Miami, que servía a la industria de la construcción.

El Departamento de Seguridad Nacional, a través de su Oficina de Nueva York, junto con la agencia de Investigaciones de Seguridad e Inmigración, capturaron en Miami a los dos hombres luego de haberles rastreado los movimientos realizados dentro del esquema de fraude que incluyó el seguimiento de varias cuentas y firmas de empresas en Venezuela, Panamá, Islas Vírgenes Británicas y los Estados Unidos.

De acuerdo con la acusación del Gran Jurado, Los Díaz obtenían millones de dólares en beneficios, a la vez que consiguieron que empresas extranjeras enviaran dinero a los Estados Unidos, violando las leyes contra el lavado de dinero.

Para leer la nota completa debes ingresar a la versión web del diario El Nacional haciendo click en el siguiente enlace.