4 formas de burlar el algoritmo de Facebook

4 formas de burlar el algoritmo de Facebook


Cuando comencé a trabajar en un documental a principios de este año sobre las burbujas de las redes sociales, poco sabía sobre esa fascinación personal que se acabaría convirtiendo en una de las historias definitorias de este revolucionario año.

Me preocupaban las limitaciones de nuestra presencia digital en un sentido político y social.

Por causas ajenas a nosotros, la mayoría hemos convertido nuestras redes sociales en burbujas muy limitadas, pulidas y agradables, haciendo que la gente con puntos de vista políticos y sociales demasiado diferentes a los nuestros no aparezcan en nuestros muros de Facebook, aunque vivan en la puerta de al lado de nuestra casa.

La culpa la tienen las compañías que crean algoritmos para las redes sociales, cuyas codificaciones están programadas para mostrarnos lo que "nos gusta" en internet y aquello con lo que estamos de acuerdo, curiosamente para hacernos más felices.

Pareció funcionar, ¿no creen?

Pero, tras hablar con varios expertos, gurús de internet y filósofos futuristas, encontré algunas maneras de romper esa burbuja de las redes sociales y adentrarnos en un futuro más brillante y, posiblemente, más real.

1. Desactiva la selección automática de las noticias

Facebook te muestra una sección de noticias creada por sus algoritmos. Lo que ves en ella es lo que esos algoritmos "creen" que quieres ver y te parece interesante.

Esto a menudo significa que tus amigos o contactos que piensan de forma diferente a ti sobre algún tema no siempre aparecen en tu muro de Facebook. Y así es como tu exposición a puntos de vista distintos se reduce.

Sin embargo, puedes cambiarlo si configuras Facebook para ver las historias en el orden en que se publicaron activando la opción "Más recientes" (en tu página de inicio, haz clic en la sección "Noticias" y selecciona la opción "Más recientes" dentro del menú desplegable).

Facebook advierte que, aunque lo cambies, "después volverá a su configuración predeterminada". Por eso deberás comprobarlo cada vez que te conectes.

Si lo haces, recibirás historias que tal vez no signifiquen nada para ti, de amigos que puede que no conozcas tan bien y muchas fotos que probablemente te maten de aburrimiento.

Pero, al menos, tendrás una sección de noticias de verdad.

2. Haz clic en "Me gusta" a todo

Al hacer clic en "Me gusta" en todo lo que aparece en tus redes sociales le harás saber a la inteligencia artificial que controla los algoritmos que te gusta todo: todos los puntos de vista y todo tipo de políticas.

Puede que de esta manera en tu muro se repita todo, incluidas las dos versiones de una misma historia.

Es una forma un poco burda de engañar al sistema, pero al menos estarás haciendo algo para ganarle la partida.

3. No hagas clic en los enlaces

Otra opción -algo más radical- consiste en limitar tus clics a los cumpleaños y las fotos de tus contactos, manteniendo todo aquello relativo a los asuntos políticos y sociales fuera de tus redes sociales (al menos temporalmente).

Una vez que hayas convertido tu presencia digital en lo más aburrido del mundo, entonces podrás poner en práctica esas viejas habilidades que solías usar en la biblioteca para navegar en internet y leer cada punto de vista sobre una historia política de diferentes fuentes y medios proveedores de noticias.

Y, a partir de lo que leas, podrás sacar tus propias conclusiones.

4. Organiza y predica el evangelio del contenido no filtrado

No sirve de nada abandonar el sistema si el resto del mundo continúa dentro de este Matrix.

Las empresas de redes sociales y los algoritmos no son una fuerza del mal que quiere cambiar nuestra especie; tan solo son un reflejo de nosotros mismos.

Si cambiamos de forma colectiva la forma en la que consumimos la información en las redes sociales, reflejaremos un mundo con más matices, más abierto y más complejo.

redes sociales
Comunicar es la clave

5. ¡Apaga, desconecta y abandona!

Imposible...

Fotos: Thinkstock / Bloomberg



Fecha: 6 de Diciembre de 2016 | BBC