Piñera: "Hay una guerra sucia en mi contra, no soy ingenuo"

Piñera: "Hay una guerra sucia en mi contra, no soy ingenuo"


El ex Presidente Sebastián Piñera volvió a analizar el escenario político actual, hablando de la “guerra sucia” en su contra, según señaló. También se refirió a la segunda administración de Michelle Bachelet mostrándose crítico de la actual Mandataria.

En relación a la polémica que se abrió al conocerse de sus negocios en Perú en medio del juicio en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, Piñera manifestó que "definitivamente hay una guerra sucia, yo no soy ingenuo. Incluso tenemos algunos indicios de dónde viene... Esto no es casualidad, es una cosa que está muy bien pensada y que busca producir daño a una persona que aparece en una posición muy expectante en los estudios de opinión pública", dijo a Pulso.

Añadió que "sin duda habrá gente que buscará cualquier pretexto para atacarme", agregando que la "insinuación que han planteado algunos (…) no solo es miserable, es delirante, no tiene ningún asidero, no tiene ningún fundamento".

"Lo que la ciudadanía crea o no crea yo no lo puedo controlar (…) pero confío mucho en los chilenos, que van a saber separar la paja del trigo", afirmó. 

Respuesta a Navarro

El ex jefe de Estado también respondió a los dichos del senador Alejandro Navarro, quien señaló que tenía un terminal de Bloomberg en La Moneda para monitorear sus negocios cuando era Presidente.

"Le quiero decir al senador Navarro que mentir en forma tan descarada es una actitud miserable. Nunca tuve un terminal de Bloomberg en mi oficina. Sí tenía, naturalmente, computadores con los cuales me conectaba con los intendentes, con los gobernadores, seremis, ministros. Así que esa mentira vil y miserable que algunos ponen es algo que solamente envilece y debiera avergonzar a los que la han planteado", precisó enfático.  

La retroexcavadora

Otro tema que abordó Piñera en la entrevista giró en torno a lo que haría en un posible nuevo gobierno.  "Lo que no debemos hacer es traer una nueva retroexcavadora y barrer con todo, pero sí creo que las grandes reformas estructurales, lo que este Gobierno llama la obra gruesa, tienen fallas estructurales que no podemos desconocer". 

"No hay que echar abajo lo ya avanzado, pero sí corregir esas fallas estructurales y reorientar esas reformas en la dirección correcta", opinó.  Y aunque no arrojó más luces en torno a su eventual candidatura presidencial, sí tuvo palabras para el actual estado del país.

"La Presidenta Bachelet y su Gobierno, sin poner en duda sus buenas intenciones, equivocó el camino desde el primer día. Partió con un diagnóstico equivocado que lo podemos simbolizar en la cultura de la retroexcavadora, pensar de que había que destruir todo lo que juntos, con tanto esfuerzo y éxito habíamos construido, para empezar de cero. Aplicó una ideología equivocada (…) Ha aplicado reformas muy mal planificadas y muy mal implementadas, hoy eso ya no lo discute nadie", dijo.

Y sentenció que "los resultados de este Gobierno han sido extraordinariamente pobres (…) Este progresismo sin progreso -que es lo que hemos tenido en los últimos tiempos- es un camino tremendamente equivocado y los chilenos se dieron cuenta muy temprano. Esa misma mayoría que eligió a la Presidenta Bachelet al poco tiempo se dio cuenta de que la habían engañado. Por eso el Gobierno hoy día tiene una aprobación extraordinariamente baja".

Foto: El Periscopio



Fecha: 28 de Noviembre de 2016 | La Nación