La 'MSN' llega en mal momento al Clásico ante Real Madrid

La 'MSN' llega en mal momento al Clásico ante Real Madrid


El Barcelona busca su identidad… Y echa de menos la contundencia de su tridente de oro. Con Messi multiplicado, autor de 19 goles en los 16 partidos oficiales que ha jugado desde que comenzó la temporada, el mal momento que ante portería atraviesan Suárez y, por encima de todo, Neymar han penalizado los resultados del equipo azulgrana y, también, puesto en cuestión su propia personalidad futbolística.

Autor de 12 asistencias, la efectividad de Neymar ha caído en picado este curso. Desde su regreso de los Juegos Olímpicos, el brasileño ha sido el futbolista más utilizado por Luis Enrique, alineándose en los 16 partidos disputados por el Barça desde entonces y marcado solamente 6 goles. Lo peor es que el equipo ha notado especialmente su falta de puntería porque lleva enlazados siete encuentros sin marcar.

Ney, que en sus primeros 16 partidos de azulgrana la pasada temporada había marcado 16 goles, atraviesa su peor racha ante portería, habiendo superado los seis encuentros seguidos sin marcar que acumuló en dos ocasiones durante su primera temporada, la 2013-14, en el club azulgrana.

Luis Suárez tampoco vive un momento especialmente feliz ante puerta. Manteniéndose como tercer máximo realizador en la Liga con 8 tantos, el delantero uruguayo lleva cuatro partidos a cero y solo ha anotado dos dianas en sus últimos ocho partidos oficiales con el Barça.

La efectividad de Suárez respecto al pasado curso también se ha dejado notar, para mal, por cuanto si en los primeros 18 partidos que jugó entonces sumó 15 goles, la cifra ha descendido ahora a 11. Los 2 goles en sus primeros diez partidos con el Barcelona, en el otoño de 2014, se mantienen como su peor promedio, al que se acerca ahora.



IMPRESCINDIBLE

Así las cosas, la figura de Messi se catapulta a lo máximo. En los últimos ocho partidos, contando el 4-0 al Manchester City, el Barça ha marcado un total de 14 goles y de ellos 10 han llevado la firma del crack argentino… Quien asistió en sendas dianas a Suárez frente al Sevilla y Neymar contra el City y comenzó la jugada que desembocó en el gol salvador de Rafinha ante el Granada.

Dicho de otra manera, la participación de Messi ha sido directa en 13 de los últimos 14 goles que ha anotado el Barça. Y su ausencia, casualidad o no, coincidió con el primer partido en que el equipo de Luis Enrique no marcó en el Camp Nou desde febrero de 2015.

A falta de fútbol, se decía no hace tanto, la MSN acudía presta al rescate del Barcelona para disimular con sus goles cualquier actuación alejada de la brillantez, pero la MSN se ha quedado claramente coja en las últimas seis semanas, cuando la efectividad de Suárez ha caído en picado y la de Neymar, directamente, ha desaparecido.

Ante este panorama el rendimiento de Messi ha acabado por convertirse en el salvavidas de Luis Enrique y en el mejor disimulo posible del equipo Ausente en tres partidos por lesión y en un cuarto por una indisposición estomacal, Leo se ha alineado en 16 partidos desde que comenzó el curso… Sumando 19 goles.

Sin alcanzar para dar la vuelta al partido en Anoeta, sí evitó la derrota y dejó al descubierto que la sentencia de Brendan Rodgers en la víspera del partido que disputó el Barça en Glasgow frente al Celtic es de máxima actualidad.

Con el Clásico asomando, las sensaciones alrededor del Camp Nou no son hoy las mejores echando una mirada a la clasificación. Pero, más aún, a falta de fútbol, lo que empieza a preocupar es la pérdida de protagonismo de una MSN que se ha quedado coja en el peor momento.

Foto: Diario Deportivo Mas 



Fecha: 29 de Noviembre de 2016 | ESPN