El cocinero que cambió el orégano por la marihuana

El cocinero que cambió el orégano por la marihuana


Desde hace años, el chef Christopher Sayegh considera que la cannabis es el ingrediente que tiene la capacidad de revolucionar cualquier receta. Por eso se ha dedicado a realizar un menú cannábico original y prometedor de experiencias culinarias únicas: legalización a la carta.

Estados Unidos acaba de legalizar la marihuana para uso recreativo  en 4 estados California, Massachusetts, Maine y Nevada. Los debates sobre su legalización en más estados, este cocinero trabaja con la hierba de la disputa.

Trabajó en restaurantes acreedores a estrellas Michelin también en varios estados, hasta que decidió idear su propio método de cocina, respetando una sola premisa: la marihuana como ingrediente obligatorio (y a veces imperceptible).

De acuerdo a The Guardian, compañía de Christopher Sayegh recibe el nombre de Herbal Chef y ofrece una variedad de servicios, cumpliendo las necesidades medicinales y recreativas de los consumidores.

Su negocio consiste en hacer banquetes móviles y cenas privadas que cuestan entre 200 y 500 dólares. Lo importante es que no predomine el sabor del cannabis: las cenas de lujo son una “experiencia cerebral que va más allá del viaje, según lo que dijo para CNN.

christopher sayegh

También se encarga de seleccionar ingredientes orgánicos, endémicos de la región en la cual cocina en ese momento. Los lugares para armar las cenas son en su mayoría casas privadas, en estados donde la marihuana es legal.

Antes de iniciar, les hace llenar un formato a los clientes acerca de su tolerancia a la sustancia. Pero lo que busca, sobretodo, es que cada vez sea una experiencia diferente y sus clientes deben desearla.

Para CNN; cuenta que era un estudiante de biología molecular, todos sus estudios se basaban en las funciones cognitivas del cerebro bajo el efecto de la cannabis. Su objetivo final es que los comensales prueben con diferentes sabores, texturas y aromas en los platillos.

christopher sayegh

Algunos de sus menús más populares incluyen ostras, atún, ravioles de champiñones y comida vegana. En la mayoría de ellos ni siquiera se percibe el sabor porque la concentración es mínima.
En los estados donde sólo se permite la marihuana medicinal sólo puede cocinar para los portadores de una tarjeta que autorice su consumo.

Tras el viaje culinario, los comensales se sienten relajados y satisfechos por haberle dado una oportunidad a esa nueva experiencia: “Al final del tercer plato se siente un poco, en el cuarto un poco más y el final del quinto es la culminación del viaje”.

christopher sayegh


Fotos: The Guardian / Sin Mordaza / Milenio



Fecha: 15 de Noviembre de 2016 | Cultura Colectiva