Desafío opositor en el Senado: aprobaron la emergencia social

Desafío opositor en el Senado: aprobaron la emergencia social


En un largamente anunciado golpe político contra la administración de Mauricio Macri, la oposición en el Senado dio ayer por amplia mayoría media sanción a la ley que establece un aumento de emergencia del 15% en las asignaciones por hijo y por embarazo y la creación de un millón de empleos formales mediante la reconversión de planes sociales. La iniciativa fue aprobada por 45 votos a favor y 13 en contra, todos provenientes del oficialismo más el aporte del peronistas disidentes Juan Carlos Romero y Roberto Basualdo.

Anoche, la oposición reclamaba a las autoridades del Senado que se gire de inmediato el proyecto a Diputados, donde su suerte asoma complicada. Para tratarlo en Diputados, los opositores tienen hasta el 20 de noviembre, fecha que el reglamento fija de plazo para emitir dictamen. En otras palabras: debería darle despacho entre miércoles y jueves para que pueda ser votado en el presente periodo de sesiones ordinarias. 

Aún en caso de que los sectores opositores pudieran sortear esa traba y reunir el número para sancionarla, después se presentaría otro obstáculo: el seguro veto de la ley por parte del Poder Ejecutivo. Según el oficialismo, la iniciativa tendría un costo fiscal total de $ 50.000 millones.

El proyecto, que fue presentada por los senadores peronistas Juan Manuel Abal Medina y Teresita Luna y el "margarito" Jaime Linares, cuenta con el impulso de los movimientos sociales. Mañana a las 16 la CGT junto a organizaciones como Barrios de Pie, la CTEP y la Corriente Clasista y Combativa se movilizarán al Congreso para exigir la sanción de la ley. 

La ley declara la emergencia social en la Argentina durante el plazo de un año, periodo durante el que la Asignación Universal por Hijo y la Asignación por Embarazo deberán incrementarse un 15%. 

También se instruye al Ministerio de Desarrollo Social "a crear un millón de nuevos puestos de trabajo bajo el Programa Solidario de Ingreso Social con Trabajo". La norma, además, crea el Consejo de la Economía Popular en la órbita del Ministerio de Trabajo, que deberá proponer en un plazo no mayor a los 180 días a su conformación un salario social complementario para los trabajadores de la economía informal.

El encargado de defender el proyecto fue Abal Medina, quien admitió: "No hay dudas de que el proyecto requiere recursos". Según el senador, para afrontar las subas de las asignaciones por un año deberían reasignarse partidas por $ 12.000 millones. Dijo además que para afrontar el costo de la creación de los puestos de trabajo en Diputados se estudia la creación de gravámenes.

El oficialista Luis Naidenoff tuvo la misión de rechazar en el recinto la iniciativa: "Me parece que cuando de trata de crear expectativas de un millón de puestos de trabajo hay que actuar con responsabilidad y madurez". Y completó: "Sancionamos una emergencia alimentaria y pretendemos instruir al Ministerio de Desarrollo Social para que se cree un millón de puestos de trabajo sin saber cómo lo vamos a hacer".

Aunque votó a favor, la camporista Virginia García criticó de manera despiadada la ley: "El texto es una gran expresión de voluntarismo y tiene defectos de técnica legislativa", dijo.

Foto: T13



Fecha: 17 de Noviembre de 2016 | Clarín