Un pequeño robot ha logrado desactivar el captcha "No soy un robot"

Un pequeño robot ha logrado desactivar el captcha "No soy un robot"


De un tiempo a esta parte es imposible explicar nuestro futuro sin máquinas automatizadas. Inteligencia artificial, desplazamiento de puestos laborales, sustitución de tareas tan elementales y humanas como conducir: los robots son un presente de testada certidumbre. De modo que sólo restaba un paso para dejar espacio a la sociedad-robot y someternos a sus directrices: superar un captcha anti-robots.

Pues bien, este pequeño genio lo ha conseguido. Dentro vídeo.

Sí, es un brazo automatizado mecánico manejado, probablemente, por el mismo dueño que graba el vídeo. Pero la gracia resulta tan irresistible en un tiempo de apocalipsis-robot-figurado que el vídeo, subido hace apenas tres días, acumula más de un millón de visitas en YouTube y acapara me gustas y retuits en Facebook y Twitter. La máquina se enfrenta a un captcha de Google, pulsa la tecla "no soy un robot" y logra engañar a la humanidad. Y después lo celebra al modo thug life. Insuperable.

Lo importante es la broma, porque a nivel práctico es poco relevante. Los captchas de Google están pensados para spambots, programas digitales que tratan de engañar a su algoritmo a través de clicks automatizados. Nuestro amigo robot físico no es el objeto de tan arduo muro, que, en el fondo, es bastante próspero batallando contra los robots.

Si te estás preguntando cómo funciona, aquí tienes una pequeña explicación. Como recordarás, hace unos años teníamos que teclear absurdas combinaciones de letras y números distorsionadas en una imagen. Google entendió que aquello era muy difícil y optó por el irónico "No soy un robot", que funciona mezclando patrones de movimientos del ratón (sí, son capaces de diferenciar en cómo mueve el puntero un bot y cómo lo mueve un humano) y tu historial, que ofrece contexto al captcha para interpretarte como un humano.

En esencia, Google se vale de su abrumadora recopilación de datos de usuario para saber que, efectivamente, no eres un robot.

De ahí que en el vídeo, el robot-héroe de la semana pueda superar la prueba. No es él el que pulsa la tecla sino su dueño. Pero sigue siendo irresistible observar a un robot decirle a otro robot que "no es un robot" y superar la prueba con éxito. Tan irresistible como algunos de los comentarios al vídeo de YouTube:

"Esta cuenta podría haber sido creada por un robot. Nunca lo sabremos".

"Pero.. eres un robot. No deberías pulsar en "No soy un robot" si de hecho eres un robot".

"El principio del fin ha comenzado".

"Están avanzando. Ha llegado el momento de atrincherarse con armas y comida".

"¿Es demasiado pronto para decirlo o deberíamos ir buscando a John Connor y Terminator cuanto antes?".

Termina la era del humano, comienza la era del robot.



Fecha: 31 de Enero de 2017 | Xataka