Señales de que un matrimonio no va a durar

Señales de que un matrimonio no va a durar


No es por dar malas noticias o ser aguafiestas, pero es súper importante que estés 100% segura de dar ese nuevo paso con tu pareja. Independientemente de cuánto te guste o cuánto amor haya en la relación, si existen estas señales de alertalo mejor sería ponerles solución antes de que sea demasiado tarde.

  • Se aplican la ley del hielo: Es una mala señal que, cuando una pareja discuta, simplemente dejen de hablarse. Claro, las peleas son saludables en una relación, pero cuando se convierten en algo demasiado serio regularmente, y luego se aplican la ley del hielo, obviamente no solucionarán sus problemas.
  • Su vida sexual es pésima: Esto parece obvio. La gente puede vivir sin sexo, es verdad, pero también es cierto que somos criaturas humanas y nuestro deseo natural es tener relaciones sexuales. Y no es que toda relación sin sexo no pueda tener éxito, pero este factor ha sido predominante en muchos divorcios.
  • Tienen muy poco en común: Aunque es verdad que polos opuestos se atraen, no deberías asumir que las cualidades de las que te enamoraste van a mantener tu matrimonio. Por ejemplo, si uno de ustedes ama las fiestas, y el otro ama los libros, será muy difícil encontrar un punto intermedio.

e258d18c46093a2426172cba5d6cf659

  • Sus carreras vienen antes que la familia: Puede ser un problema cuando uno siempre antepone su carrera ante su pareja. Y sin importar qué tanto lo han discutido y llegado a un acuerdo, será un problema que creará resentimiento, decepción y arrepentimiento.
  • No respetan el lenguaje del amor del otro: Conocer el lenguaje del amor de tu pareja, estar al tanto de él y apreciarlo es crucial para un matrimonio saludable. Y es que aunque haya amor en la relación, si uno se siente poco amado a falta de palabras bonitas, obviamente se creará resentimiento.
  • No son honestos con respecto al dinero: Un matrimonio es una complicidad entre pareja. Cuando sus finanzas se dividen, será fácil que el otro gaste de más. Y no es que deban juntar su dinero, pero si no hay transparencia en este aspecto, será imposible no acarrear problemas de frustración.
  • Nunca pelean: Suena contraproducente, ¿no? Muchos esposos tienden a evitar situaciones incómodas y problemas al disfrazar la verdad o ignorar los problemas. Esto no es bueno, sino que, a largo plazo, resultará en resentimiento y represión de sentimientos. Tu pareja debe ser tu mejor amiga, confidente y amante. ¿Por qué no hacer lo mejor de uno mismo para resolver los problemas?


Imagen: Archivo Eme