Regalos para decirle que lo amas sin caer en el cliché

Regalos para decirle que lo amas sin caer en el cliché


Se acerca una ocasión especial y tienes a alguien en la mira. Pero el cortejo puede ser todo un arte, y todo arte a su vez es una ciencia y toda ciencia es complicada. Por ende se acude a lo básico, al estereotipo, a lo monótono, al lugar común. Hay que renovar esos ánimos e indagar un poco más para causar una mejor impresión y conseguir que esa persona que te gusta se fije no sólo en tu físico, sino en tus intenciones y en tus sentimientos de una manera distinta. 

Lo seguro aburre; lo especial está en la peculiaridad. No se trata de cualquier detalle, como un par de medias con el que puedes solucionar el cumpleaños de tu tío. Este presente debe ser especial. Toma en cuenta esta verdad universal y considera estas ideas de regalos para conquistar al amor de tu vida sin caer en los cliché de siempre.


Plantas o flores

De acuerdo, tal vez esto no suena como la idea más original del mundo, pero ten paciencia. Regalar flores proviene de la Edad Media, cuando se acostumbraba alabar o agasajar a alguien en una ocasión especial. Más adelante, durante la reprimida época victoriana, se creó la floriografía, un medio de comunicación que servía para enviar determinados arreglos florales como mensajes codificados para expresar las cosas que no podían decirse abiertamente. Las rosas, la flor favorita de Afrodita, la diosa griega del amor, significaban el estado máximo de los sentimientos. 

Hoy en día hay que pensar en la diversidad. El planeta Tierra tiene aproximadamente 400 mil especies de flores con diferentes características. ¿De verdad piensas comprar rosas? Tal vez alguna flor encarna mejor la personalidad de esa persona. Si es pecosa, por ejemplo, unas astromelias. Es más, no las compres. Si puedes (y si no estás infringiendo la ley), arranca unas naturales. Eso le dará una presentación más auténtica y quien las reciba verá en ti a alguien osado e impredecible. Si eres chica, záfate de lo tradicional y regálale flores a tu chico. Pero si de verdad quieres destacarte, opta por una planta. Una pequeña, bonita y que no necesite demasiados cuidados, como un cactus o algo exótico. Durará muchísimo más que una flor, quizá más que su hipotética relación, y el amor de tu vida podrá verla crecer y acordarse de ti y tu vibrante personalidad.


Obras de arte

Los artistas dominan una forma de creación y luego transforman algo que nos habla y nos hace sentir distintos. Es bastante positivo transmitir esa idea con un regalo especial para la persona que te mueve las placas tectónicas. El arte que consumes te define en gran medida. El truco acá está en determinar qué podría gustarle a la otra persona. Tampoco tienes que ir a una galería superexclusiva y restarle ceros a tu cuenta bancaria por un cuadro hecho de manchones que pudiste haber hecho tú agitando el pincel sobre el lienzo.

Busca una pieza original, llamativa, delicada y emotiva. Algo pequeño como una escultura de segunda mano, un dibujo de algún artista contemporáneo poco conocido, un cofre tallado o una fotografía vieja enmarcada, por dar sólo unos ejemplos. Algo acorde a la personalidad de la otra persona, a sus gustos, a su forma de entender la vida. En este ccaso, debes conocerla relativamente bien. Hacia lo que debes apuntar es a hacerla sentir algo, mover su sensibilidad por intermedio de la tuya.


Libros usados

Regalar libros nunca, jamás, será una mala idea. Claro, hay excepciones. Si el amor de tu vida no lee, ni te molestes. Si eres tú quien no lee, por lo que más quieras no vayas a la librería pidiendo el título más vendido sin saber siquiera de qué se trata. Oriéntate con alguien que lea, busca recomendaciones y date tiempo para escoger sabiamente cuál llevar. Busca una novela o un poemario que refleje algo de lo que estás sintiendo. Procúrate una edición tapa dura, auténtica, que tenga el encanto de lo viejo.

Si le inviertes tiempo probablemente consigas un libro raro. A lo mejor, si la otra persona sí lee, hay un libro muy especial de su infancia o que le guste muchísimo. Intenta averiguar si éste es el caso. Con una primera edición o una versión ilustrada seguramente la dejarás boquiabierta y le darás a entender que te interesa saber más de ella y de que prestas atención durante las conversaciones. Marca una página o un fragmento.


Algo hecho por ti

Los osos de peluche gigantes, esos cultivos de ácaro inservibles, cuestan lo mismo que tal vez 66 quesadillas con tortilla-hecha-a-mano o 66 elotes-en-palo con chile, mayonesa y limón, pináculo de la gastronomía mexicana. Los globos tienen una esperanza de vida de 24 horas antes de espicharse y pasar a ser parte de toda la basura que ya ni sabemos dónde meter. Piensa en eso antes de decantarte por un regalo vacío y prefabricado, creado en serie para ser olvidado en el futuro próximo.

No hace falta que tengas un talento desbordante para crear algo con tus manos. Solamente esmérate y ponle el cariño que quieres transmitir. Desde algo tejido, pasando por una taza pintada por ti, hasta una canción o una cena bien hecha son excelentes opciones. Nada dice más que un regalo personalizado, especialmente hecho para ti. Con la ropa puede ser delicado, ya que la persona podría sentirse obligada a usar algo que en realidad no le gusta, así que procura que sea algo bien hecho, con detalles que le fascinen a tu amor. Asimismo asegúrate de que sea algo útil y que sepa apreciar, porque a nadie le gusta apilar cachivaches sin ningún motivo.



Fecha: 26 de Enero de 2017 | Cultura Colectiva