La renovación de Messi mantiene en alerta al Barcelona

La renovación de Messi mantiene en alerta al Barcelona


La renovación de Lionel Messi con Barcelona es el tema que moviliza a la prensa deportiva española en las últimas horas y se siembra un halo expectante por el acercamiento del millonario interés de Manchester City.

"No hay una oferta formal por parte del club y tampoco le han presentado el plan deportivo de futuro", sentenció el periódico Marca, y le dedicó la portada a Messi bajo el título: "Ni oferta ni plan para convencerle". El periódico de Madrid, como de costumbre, utiliza un tono alarmista.

De hecho, indica que el Barça "juega con fuego" al no sentarse a negociar con el delantero y más con la aparición de uno 115 millones de euros por el fichaje que está dispuesto a desembolsar el City.

Sport, por su lado, afirmó con el contraste de su tapa: "Oferta inminente".

"En los próximos días, el club le hará llegar una oferta formal", aseguró el medio, que agregó la estrategia utilizada por las autoridades del club: "Ha querido esperar a que se calmara todo el ruido de los últimos días para afrontar la renovación de Leo".

Asimismo, adelantó que "antes de que termine enero" La Pulga tendrá "un primera oferta formal" para que "la estudie con su padre".

Un dato no menor: Messi tiene contrato hasta junio de 2018. Y apurar los papeles es un gesto más de confianza al ídolo que una urgencia concreta.

Messi ya renovó siete veces su vínculo contractual con el Barcelona. La primera fue en 2005, cuando tenía apenas 18 años. Pero, poco después, la rompió en el Mundial juvenil de Holanda y con el riesgo latente de que un gigante quisiera tentarlo con una oferta millonaria, el presidente Joan Laporta subió la apuesta y le aseguró estadía hasta 2010, con un sueldo de un jugador consolidado de Primera.

La tercera fue en enero de 2007 (y hasta 2014): su cláusula de rescisión subió a 150 millones de euros. Con la llegada de Guardiola en 2008 y la explosión definitiva de La Pulga, el club le aseguró un salario de 8,5 millones de euros por temporada. La quinta, en 2009, estiró el compromiso hasta 2016, con una cláusula de salida por €250M, y €10,5M limpios para él por año.

A fines de 2012, otro mimo: 12 millones por año para él. La última, la séptima, fue antes del Mundial 2014. La cláusula quedó congelada en 250 millones, pero su sueldo se disparó a 20 palos.

Foto: Diario Popular