Estas grandes compañías no existirían si no fuera por los inmigrantes

Estas grandes compañías no existirían si no fuera por los inmigrantes


Apple, eBay y Oracle están entre las compañías construidas por la primera o segunda generación de estadounidenses que vienen de un país a cuyos ciudadanos se les prohibió entrar a Estados Unidos por orden de Donald Trump.

Si el papá de Steve Jobs, fundador de Apple, hubiera intentado entrar al país hoy, le hubiera tocado regresar. Él era de Siria.

Bob Miner, cofundador de Oracle, es hijo de inmigrantes iraníes. Y eBay es creación de Pierre Omidyar, cuyos padres iraníes llegaron a Estados Unidos desde Francia en la década de 1970, según un reporte de la organización Partnership for a New American Economy.

Omidyar fue uno de los primeros altos ejecutivos de la tecnología en públicamente responder al decreto de prohibición de ingreso a Estados Unidos a inmigrantes de siete países de mayoría musulmana —Irán, Iraq, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen— que afecta a un estimado de 134 millones de personas.

Él se refirió al decreto de Trump como “simple intolerancia”.

El tono antiinmigración de Trump provocó furiosos comentarios entre la comunidad de negocios, particularmente en el mundo de la tecnología. Ejecutivos y comentaristas resaltaron las importantes contribuciones que los inmigrantes han hecho a la economía estadounidense.

Un gran número de compañías cuyas marcas son conocidas, fueron construidas por inmigrantes.

El cofundador de Yahoo, Jerry Yang, es de Taiwán. Alexander Graham Bell, que inventó el teléfono, construyó la compañía que se transformó más adelante en AT&T y Verizon. Él era escocés.

Andre Grove, que transformó Intel en una marca gigante, era húngaro. Sergey Brin, cofundador de Google, nació en Rusia. Los cofundadores de Procter & Gamble eran de Inglaterra e Irlanda.

Otra gran cantidad de potencias corporativas fueron construidas por hijos de inmigrantes. El creador de Amazon, Jeff Bezos, es hijo de un padre cubano. Los hermanos Walt y Roy Disney, de Disney, son hijos de padre canadiense. Y la familia fundadora de la cadena de hamburguesas McDonald’s, eran hijos de inmigrantes.