EEUU pidió "una transición a un gobierno democrático" en Venezuela

EEUU pidió "una transición a un gobierno democrático" en Venezuela


El nominado del presidente Donald Trump para secretario de Estado, Rex Tillerson, expresó que la Casa Blanca buscará lograr en Venezuela "una transición negociada a un Gobierno democrático" luego de trazar una "estrecha cooperación" en la región, en particular con los países limítrofes Brasil y Colombia y los organismo multilaterales como la OEA.

Según detalló en respuesta a los senadores que evalúan su confirmación en el cargo, Tillerson considera que a través de dicha transición "se reconstruirían las instituciones políticas" con "valientes defensores de la democracia y los derechos humanos", en un mensaje que no ahorró críticas a la gestión de Nicolás Maduro.

Tillerson agregó que dicha solución "abrirá el camino para el tipo de reformas necesarias para poner a Venezuela en el camino de la recuperación económica".

El ex CEO de ExxonMobil todavía debe ser aprobado por el Senado y ha despertado el rechazo de la oposición. Sin embargo, dos influyentes parlamentarios republicanos, John McCain y Lindsey Graham, anunciaron este domingo su respaldo, lo que despeja muchos obstáculos hacia su confirmación.

"Creo que estamos en total acuerdo sobre la calamidad en la que ha caído Venezuela, largamente como producto de la incompetencia y disfuncionalidad del Gobierno", escribió Tillerson en una de sus respuestas, antes de resaltar que su postura como jefe de la diplomacia estadounidense sería continuar apoyando el diálogo entre el régimen chavista y la oposición.

"Debemos denunciar las prácticas no democráticas del Gobierno de Maduro, exigir la liberación de los presos políticos y ejecutar las sanciones contra los que violan los derechos humanos. Debemos entregar ayuda humanitaria para mitigar la escasez de alimentos y medicinas, como corresponde", destacó.

Venezuela podría enfrentar próximamente nuevas sanciones por parte de Washington. Según informó la agencia AP, legisladores de ambos partidos se pronunciaron a favor de la medida luego de la publicación de una investigación que denunció que el tráfico de alimentos se ha vuelto un gran negocio en Venezuela, con el Ejército como protagonista de hechos de corrupción.

"Cuando el Ejército lucra con la distribución de comida mientras el pueblo venezolano sufre cada vez más hambre, la corrupción ha alcanzado nuevos niveles de perversión que no pueden quedar inadvertidos", dijo el senador demócrata Ben Cardin, de Maryland, miembro de alto rango de la Comisión de Relaciones Exteriores. En la misma línea se pronunció el republicano Marco Rubio, quien preside el subcomité de Relaciones Exteriores para América Latina y pidió sanciones para los funcionarios comprometidos: "Esta debería ser una de las primeras acciones del presidente Trump".

Fotos: AP / Reuters