Donald Trump utiliza un smartphone más antiguo que el tuyo

Donald Trump utiliza un smartphone más antiguo que el tuyo


Un informe proveniente de The New York Times y un análisis por descarte de Android Central sitúa a Donald Trump, el presidente de Estados Unidos, utilizando un Galaxy S3, un smartphone de 2012 y el mismo que estaba utilizando durante los últimos años para enviar sus famosos tweets.

Un smartphone viejo y con software poco seguro en las manos del denominado “líder del mundo libre” ha causado “protestas” de algunos de sus ayudantes, según el propio Times. De ser así, es preocupante.

El Galaxy S3 de Trump lleva tiempo sin recibir actualizaciones oficiales por parte del fabricante

A pesar de haber recibido un terminal seguro con la mayoría de su software eliminado o capado, creado y personalizado por la NSA, mantiene su propio terminal con una versión comercial y caducada de Android. Android es el sistema operativo que más amenazas de seguridad recibe debido a una mezcla entre un terrible sistema de actualizaciones y que, al estar en las manos de miles de millones de personas en todo el mundo, se hace muy goloso por parte de los programadores de software malicioso.

Su predecesor en el cargo, el hawaiano Barack Obama, era un adicto a su BlackBerry cuando fue elegido Presidente a finales de 2008. Antes de jurar su cargo en enero de 2009, Obama recibió otro terminal seguro, y hacia mediados de su mandato recibió un Galaxy S4 cuyo software fue modificado por la NSA.

Donald Trump podría haber recibido un terminal similar al de Obama. No muy distinto de su supuesto Galaxy S3. Pero en el que no podría instalar Twitter, Facebook, un navegador web o muchas de las aplicaciones que los usuarios de smartphone más utilizan.

Es casi imposible, como mucho extremadamente improbable, que el supuesto Galaxy S3 de Donald Trump esté utilizando un sistema operativo personalizado alternativo. El propio Trump ha hablado en varias ocasiones de cómo los ordenadores “ han complicado nuestras vidas ”.

Ver la tele y ‘tuitear’

Con su esposa Melania y su hijo menor Barron ausentes de la Casa Blanca la mayor parte del tiempo, Trump rellena su tiempo libre viendo la televisión y utilizando Twitter para publicar quejas, normalmente desde primera hora de la madrugada hasta antes de acostarse.

La red social creada en 2006 es la mayor distracción de Trump. Solo sigue a 41 cuentas en total, la mayoría de ellas de familiares o relacionadas con sus negocios. Varios usuarios de Twitter han creado listas dentro de la plataforma para experimentar lo que ve Trump cada vez que abre la aplicación. Poder ver “el mundo” de la misma forma que lo ve el ahora Presidente, está a tan solo un click.

En agosto de 2016, un análisis de los tweets enviados desde su cuenta durante la campaña encontró fuertes disparidades entre los que fueron enviados desde un dispositivo con Android —el Galaxy S3 mencionado antes— y los enviados desde algún iPhone por parte de los dirigentes de su campaña. Los tweets enviados por Trump contenían texto casi exclusivamente sin imágenes, enlaces o hashtags.

La pregunta clave es por qué un millonario que podría tener cualquier teléfono, elige ese en concreto...