Argentina: Macri piensa en endurecer política migratoria

Argentina: Macri piensa en endurecer política migratoria


El presidente de Argentina, Mauricio Macri, consideró este martes necesario modificar la política migratoria para controlar el ingreso de extranjeros con antecedentes penales y poder expulsar a los que sean condenados para evitar que se continúe considerando el país suramericano un destino para "delinquir".

"Por falta de acción no podemos permitir que el crimen siga eligiendo la Argentina como un lugar para venir a delinquir. Necesitamos articular con los demás países y no actuar después de lo que sucedió", expresó este martes el mandatario en su primera rueda de prensa de 2017, realizada en la Casa Rosada, sede del Gobierno.

Este lunes, el director de Migraciones de Argentina, Horacio García, dijo que la ley migratoria vigente es "muy interesante" desde el punto de vista "de la hospitalidad y de la apertura al mundo" pero "tiene problemas graves, como el de los plazos excesivos administrativos y los plazos judiciales" para expulsar a un extranjero que delinque.

"No queremos delincuentes que ingresen a Argentina y a los delincuentes que están en Argentina los vamos a echar", afirmó.

En ese sentido, Macri avanzó que se trabajará en conjunto con otros países para tener un mejor acceso a los antecedentes penales de quienes ingresen al país, ya que quien cometió una "cantidad" de delitos "no es bienvenido", y aseguró que es necesario agilizar los trámites judiciales a la hora de poder expulsar "en dos semanas" a un inmigrante condenado.

"(Estas medidas) hacen a nuestra seguridad, a que no nos pasen las tragedias tan traumáticas que están sucediendo todos los días", aseguró.

Tras recordar que es hijo de inmigrantes, el presidente hizo hincapié en que se necesita "seguir recibiendo gente que quiera venir a trabajar", por lo que convocó "al mundo" a que lo acompañe en el "desarrollo" de su país.

También se refirió a la reforma del régimen penal juvenil que quiere impulsar su Gobierno y que podría implicar una baja en la edad de imputabilidad de 16 a 14 años, una medida que ha despertado una fuerte polémica en la sociedad y algunos sectores políticos.

A su juicio, el país está sufriendo un "avance sistemático del delito" y la violencia, que "obliga" a los argentinos a entender lo que pasa y sentarse a dialogar para debatir las soluciones.

Sobre la reducción de la edad de imputabilidad, hizo referencia a sucesos como el ocurrido este martes, en el que dos chicos de 14 años mataron "a palos" a un jubilado en la localidad de Villa Ballester, en el norte de la provincia de Buenos Aires.

"El mundo ya ha avanzado hace rato en tener códigos penales juveniles que den herramientas no solo para la recuperación de los chicos, sino también para la contención" que ayude a "parar este avance de los adolescentes como una herramienta del crimen", aseveró.

Macri insistió en que tanto la reforma migratoria como la del régimen penal juvenil son "cosas razonables" que hay que "poner sobre la mesa", aunque sin dejar de lado "la importancia de la juventud y su formación, ni la importancia de la inmigración como una herramienta fundamental para el desarrollo futuro de la Argentina".

Foto: EFE



Fecha: 17 de Enero de 2017 | EFE