FARC estarán en zonas de desarme al final del mes, según gobierno

FARC estarán en zonas de desarme al final del mes, según gobierno


La guerrilla FARC se comprometió a estar concentrada el 31 de enero en las zonas en Colombia donde dejará las armas, algo previsto para diciembre en el marco del acuerdo de paz, pero retrasado por problemas logísticos, informó este miércoles el gobierno.

"Se acordaron unas fechas para toda la organización, incluyendo una fecha para que ellos estén a finales de este mes en todas las zonas, con los compromisos correspondientes de lado y lado", dijo Sergio Jaramillo, Alto Comisionado Para la Paz, en rueda de prensa en Bogotá.

El funcionario se reunió el martes en un remoto paraje del sur del país con líderes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxista), la principal y más antigua guerrilla del país, para coordinar la llegada de los rebeldes a las 26 zonas donde en un plazo máximo de seis meses se desarmarán y empezarán el tránsito hacia la vida civil, bajo supervisión de la ONU.

En el encuentro, el gobierno también pactó "tener todo listo" para la llegada de los rebeldes, entre ellos los insumos para la adecuación de los campamentos.

El gobierno reconoció dificultades en dos de las 26 zonas, las de la vereda El Gallo (Córdoba, norte) y Caño Indio (Norte de Santander, noreste), por problemas de salubridad en la primera, atribuidos a un brote de malaria, y de presencia de cultivos ilícitos en la segunda, que motivaron resistencia en la comunidad.

"Se llegó a un acuerdo para mirar unas alternativas de veredas", agregó Jaramillo.

Estaba previsto que las FARC, que según sus propias cifras tienen unos 5.800 combatientes, estuvieran concentradas el 31 de diciembre, pero su llegada a las zonas acordadas se ha visto retrasada por problemas logísticos.

Según el gobierno, las tropas guerrilleras están agrupadas en 45 lugares del país a la espera de trasladarse a los sitios definitivos de concentración, tras la firma en noviembre del pacto para superar medio siglo de conflicto armado.

Para verificar el desarme, la secretaría general de Naciones Unidas solicitó al Consejo de Seguridad el despliegue en Colombia de 450 observadores internacionales, de los cuales cerca de 350 ya están en actividad.

"La línea de tiempo se mantiene en los 180 días para la dejación de las armas", afirmó Jaramillo.

Foto: EFE